El clamor de un padre por buscar justicia para su hija abusada sexualmente

La Región 11 de noviembre de 2019 Por
Acompañando a la familia de Antonia Barra, el joven padre de una niña de 18 años relató a AraucaniaDiario todo el peregrinar que ha tenido que vivir luego del abuso sexual contra su hija el año pasado. La PDI perdió parte de las pruebas y el abusador, plenamente identificado, está impune hasta el momento.
abuso sexual
Abuso sexual

El 18 de septiembre del año 2018 una joven, a la que llamaremos Fernanda, acudió a la casa de su pololo camino a Botrolhue en Temuco. Cerca de las 2 de la madrugada se fue a acostar a un dormitorio sola y a los pocos minutos se dio cuenta que uno de los amigos de su pololo estaba sobre ella, sacándole la ropa interior e intentando violarla, siendo auxiliada por el papá de su pololo, quien se percató de lo que estaba sucediendo, al darse cuenta de que el amigo de su hijo se había ausentado.

La joven rápidamente llamó a su familia, acudió al consultorio Miraflores, fue al hospital y comenzó un peregrinar junto a su padre, quien lleva más de un año pidiendo justicia, pero hasta ahora no hay nada pues según contó el papá de la joven, la PDI perdió las pruebas y la Fiscalía anunció que cerrará el caso.

"Todo comenzó mal. Apenas mi hija fue abusada concurrió a hacer la denuncia, pero en la PDI no se la tomaron porque era menor de edad y debía denunciar su padre. Yo me encontraba fuera de la ciudad, así es que volvió a ir con el papá de su pololo y tampoco la consideraron ... cuando yo llegué, a las dos horas, ya era tarde. No se podía configurar la flagrancia, pero si en el momento hubiesen considerado a mi hija, el tipo habría quedado preso", contó el papá de Fernanda.

Así es el drama de esta joven que hoy tiene 18 años, cuyo padre ha acudido cada semana a buscar justicia y hoy, al conocer el caso de Antonia Barra, quiere hacer público el dolor y el peregrinar que significa para una joven el ser víctima de violencia sexual.

"Llevamos más de un año pidiendo justicia y la semana pasada se nos derrumba todo porque la Fiscalía nos dice que no hay pruebas suficientes y que van a cerrar el caso. Desde el día que ocurrieron los hechos hemos dejado la denuncia en Investigaciones, a mi hija se le han realizado peritajes varios y tenemos las pruebas donde incluso hay mensaje, en que el acusado le dice que quiere hacerle daño a mi hija. Fue sorprendido haciendo este acto, hay testigos, fotografías y aún así no son suficientes para la Fiscalía y quieren cerrar la investigación porque no hay antecedentes", dice acongojado el padre.

De acuerdo al relato entregado por la estudiante a AraucaniaDiario, ha tenido que ir a Concepción a peritajes, lleva más de 40 entrevistas en la PDI y Fiscalía, hoy está con tratamiento psicológico y aún no hay justicia a pesar de los testigos y fotografías.

"Esto es agotador porque me han tomado mil testimonios y me han tenido viajando, y ahora me informan que se va a archivar el caso. Espero que se haga justicia porque hoy la Fiscalía no hace nada. Es muy humillante este tema porque a mí me abusaron sexualmente en la casa de mi pololo, estábamos compartiendo con confianza y nunca me esperé que me fueran a abusar con mis suegros y mi pololo en la misma casa", dijo la joven.

La víctima, que entonces tenía 17 años, contó a AraucaníaDiario que el entonces amigo de su pololo, quien está plenamente identificado, la tocó y manoseó a la fuerza e incluso me corrió su ropa interior. "Mi suegro lo sacó cuando el tipo ya tenía los pantalones abajo (...) Hoy el tipo está impune y tengo pruebas suficientes de que esta persona me acosaba y la PDI por otro lado va y pierde las pruebas, pero tenemos respaldo de todo", relató la joven.

El padre de la joven concuerda con que hoy lo más importante no es sólo hacer justicia, sino que este tipo de acciones no vulneren los derechos de aquellas jóvenes que se atreven a denunciar y que no son escuchadas.

"A nuestra hija la han victimizado una y otra vez, debo declarar junto a ella y revivir más de 40 veces lo que pasó, qué le hizo, como la tocó, cómo lo sacaron de arriba de ella, es difícil pero hay que ser valiente. Hemos tenido que revivir una y otra vez estos hechos, pero lo más injusto es que desde el primer día el fiscal me dice que lo más probable es que la investigación no fructifique y que se cerrará la investigación. Vamos a seguir luchando por mi hija y lo que queremos es justicia, queremos que se formalice al tipo porque acá hay un violador y cómo  no va a pagar esa culpa", dijo el padre de la joven.

Por otro lado Fernanda, quien además era amiga de Antonia Barra, asegura que acá lo importante es proteger a las jóvenes, a cientos que han sido víctima de abusos y sobre todo denunciar. 

"Yo no soy la única, hay muchas más que han tratado de denunciar, pero luego no te toman en cuenta y mi caso se va a archivar. Esto es algo que está pasando en todo el país y no hay leyes que te protejan de este tipo de personas asquerosas y que no están con ninguna penitencia. Es humillante pero hay que seguir", dijo la joven abusada en Temuco.

Lo impactante además, dijo el papá, es que en el caso de su hija tienen más pruebas que incluso con lo que le pasó a Antonia Barra y si en el caso de ellos se va a archivar, es muy probable que al final tampoco se castigue al culpable de lo sucedido a la joven universitaria.

Te puede interesar