Se publicó ley que establece normas sobre elaboración, denominación y etiquetado de productos lácteos

Política 13 de noviembre de 2019 Por
La el cuerpo legal impulsado por la senadora Carmen Gloria Aravena tiene por objeto otorgar mayor transparencia a la población, para que puedan elegir en forma informada el tipo de leche y producto que van a consumir, así como también puedan conocer el origen (lugar de ordeña) de la misma.
Proyecto etiquetado de la leche
Proyecto etiquetado de la leche

La ley impulsada por la senadora Carmen Gloria Aravena y el senador Manuel José Ossandon tiene por objeto otorgar mayor transparencia a la población, para que puedan elegir en forma informada el tipo de leche y producto lácteo que van a consumir, así como también puedan conocer el origen (lugar de ordeña) de la misma.

Iniciativa que beneficia especialmente a los consumidores podrán saber qué es lo que realmente están comprando, consumiendo, contenido y tipos de leche que está adquiriendo, con este proyecto se establece la obligación legal de etiquetar o rotular el envase en el cual se contiene la leche o producto lácteo con información básica sobre el tipo de producto y el origen de la leche que lo compone, el Diario Oficial la publicó recientemente y entra en vigencia a partir de agosto del 2020.

El proyecto de ley introduce los nuevos artículos 105 bis, 105 ter y 105 quater al Código Sanitario, de manera de establecer la obligación de etiquetado mediante una norma legal. Adicionalmente, se define leche y se clasifica a la misma en lecha natural, recombinada y reconstituida siguiendo la tradición jurídica en la materia, incorporando también una definición de producto lácteo según los términos recomendados por la Organización Mundial de Salud y las Naciones Unidas.

Por fin logramos una iniciativa que es muy relevante y en un par de meses las personas tendremos claridad sobre qué tipo leche estamos consumiendo, si es natural, recombinada o reconstituida; estamos haciendo justicia con los consumidores, porque es tiempo de que sepan qué compran y, a su vez, que el productor nacional tenga la ventaja de mostrarle al consumidor lo que están ofreciendo”, dijo a senadora independiente de La Araucanía.

La medida introduce al Código Sanitario nuevos artículos que establecen una definición legal de leche, clasificándola en leche cruda, natural, reconstituida y recombinada. Cuando en la elaboración del producto lácteo se utilice leche en polvo, se indicará en el cuerpo del envase, con letra legible y bajo el nombre del producto la frase “elaborado con leche reconstituida, indicando su porcentaje. Al respecto, la senadora Aravena precisó: “la leche en polvo o reconstituida no es un mal producto, pero no es lo mismo, y es bueno que los consumidores decidan qué quieren comprar, por lo que hoy podemos decir que hemos cumplido con los consumidores y los productores de leche que aún sobreviven en las regiones del sur de Chile”.

Cabe destacar que el proyecto de ley refunde dos iniciativas una del senado y otra que venía de la cámara y contó con el apoyo trasversal en el proceso de los parlamentarios Hernando, Sepúlveda, Hernández y Flores y del presidente de la comisión de Agricultura, el senador Álvaro Elizalde

Se establece una disposición transitoria de 9 meses desde la publicación en el Diario Oficial para la aplicación del presente proyecto ley, con el fin de dar tiempo suficiente a la industria para adaptarse a la nueva regulación

Beneficios

La leche provee a un niño de entre 5 y 6 años con un 48% de sus requerimientos diarios de proteína, y a un adulto común con un 28% de las necesidades de calcio diarias. Adicionalmente provee con un 22% de fósforo, y un 24% de los requerimientos diarios de vitamina D.

El 83% de la leche a nivel mundial proviene de la vaca. Al año 2016 se consumieron 798 toneladas de leche en el año en todo el mundo, en su mayoría de origen asiático. El mayor productor de leche a nivel mundial es la India- en donde la vaca es considerada sagrada y por lo tanto no se utiliza para la producción de carne- con un aproximado de 20% de toda la producción mundial, seguida por Estados Unidos, con un 12%. La industria Neozelandesa, de donde proviene por ejemplo la leche Soprole, equivale a un 3% de la producción mundial.

Te puede interesar