Psicólogos de Universidad Autónoma analizan cambio en las relaciones laborales, comunicación y estilos de liderazgo durante la pandemia

La Región 03 de julio de 2020 Por Yuliana Montiel
Los académicos de la Autónoma hacen un llamado a re-pensar este escenario como un espacio que traerá consigo nuevas formas de ejercer el liderazgo, fortaleciendo la capacidad creativa y de autonomía responsable para alcanzar los objetivos organizacionales.
Liderazgo organizacional.
Liderazgo organizacional.

¿Cómo liderar en tiempos de pandemia? Esta es la pregunta que se plantearon los psicólogos de Universidad Autónoma de Chile, Mg. Francisco Apablaza y Mg. Daniella Alberti al elaborar un análisis sobre cómo el teletrabajo ha impactado en las relaciones laborales, la comunicación y los estilos de liderazgo al interior de las organizaciones.

Según explicó Apablaza "la actual crisis sanitaria, ha implicado que todos y todas modifiquemos aspectos de nuestra vida y de nuestra conducta, situación que no excluye a las organizaciones. Según datos de la Consultora Randstad, hasta el año pasado solo un 31% de las organizaciones nacionales implementaba el teletrabajo, porcentaje que, sin duda, ha aumentado significativamente en estos días".

Lo anterior, dice el académico,  "nos invita a analizar los desafíos de las organizaciones en contextos de crisis, entre ellos, encontramos la necesidad de adaptación y el manejo emocional. Hoy en día no se trata de controlar a las personas, sino de crear y fortalecer el concepto de equipo, generar confianza y establecer lazos que permitan que el home office funcione de manera efectiva. La nueva coyuntura sociotecnológica, exige principalmente un cambio en las relaciones laborales, en la comunicación y en los estilos de liderazgo".

"Hacer gestión en un escenario marcado por la incertidumbre, ansiedad y dificultad para conciliar tareas domésticas, familiares y laborales, se vuelve una hazaña compleja para cualquier jefatura. Ser líder en la actualidad supone la resignificación de ciertos roles y funciones, pero ¿en qué parte del manual de Liderazgo aparecen los lineamientos para ser "buen líder en tiempos de pandemia"?", dijo el psicólogo.

Al respecto, la psicóloga Daniella Alberti señaló que estos lineamientos "probablemente no aparecen en ninguna parte del manual.   Las competencias adquiridas en base a la formación y especialización, más el bagaje experiencial en cargos de liderazgo, seguramente serán el mejor kit de herramientas en este escenario desconocido, especialmente en la gestión de cambios organizacionales, donde la capacidad de liderazgo juega un rol clave. Ya en la década de los 90, John Kotter profesaba que uno de los elementos decisivos para lograr cambios satisfactorios era crear un sentido de urgencia y comunicarlo con claridad, a través de alianzas potentes entre las jefaturas y sus equipos, participando colaborativamente en la construcción e implementación de los cambios esperados, por ejemplo, en el tránsito del trabajo presencial a la modalidad virtual".

Al analizar la necesidad actual de adaptación a una metamorfosis repentina en los esquemas tradicionales de trabajo, tener una visión clara de hacia dónde vamos y por qué, se vuelve el primer escalón del éxito.

En este contexto, "los y las líderes, deberán acompañar a sus equipos y ser transparentes en sus decisiones y cursos de acción, estableciendo nuevas pautas y dinámicas de relación, mientras proveen la flexibilidad necesaria para lograr una paulatina adaptación tecnológica, laboral, familiar y personal. Desde aquí surge una oportunidad valiosa de aprendizaje y transformación organizacional, en especial para potenciar la comunicación, el compromiso y bienestar de los equipos de trabajo, favoreciendo un clima social positivo y el ambiente psicológico adecuado para asimilar las transformaciones presentes", apuntó Alberti.

Desde esta perspectiva, los académicos de la Autónoma hacen un llamado a re-pensar este escenario como un espacio que traerá consigo nuevas formas de ejercer el liderazgo, innovando respecto a los estilos conocidos, fortaleciendo la capacidad creativa y de autonomía responsable de los equipos en un ejercicio compartido para alcanzar los objetivos organizacionales.

"El o la líder no debe navegar solitariamente, sino apoyándose en los aportes y retroalimentación de sus colaboradores y colaboradoras", sentenció Fransisco Apablaza.

Te puede interesar