Vecinos reclaman por vigilancia excesiva por parte del municipio de Temuco

Reportero Ciudadano 15 de abril de 2019 Por
Ubicados en diferentes partes de Temuco, temuquenses denunciaron el escenario violento de vigilar a quienes pudiesen comprar en zonas de exclusión del centro de ciudad. Manifiestan que la vigilancia se fue a un extremo en el que viola la privacidad y la vida íntima. Hasta ahora han sido más de 100 las infracciones a quienes han sido sorprendidos comprando en el comercio ambulante.
WhatsApp Image 2019-04-14 at 23.23.17
Megáfonos instalados en distintos lugares del centro de Temuco

Desde el primero de diciembre del año pasado, se puso en marcha la ordenanza que a muchos hombres y mujeres ha dejado intranquilos, sin poder comprarle a sus "caseros", de los cuales varios provienen del campo y que traen diferentes productos, incluso orgánicos. La ordenanza municipal tiene por objeto disuadir el comercio ilegal dentro del perímetro de exclusión, siendo sancionados quienes compren a estos vendedores con multas que van desde una a tres UTM, ósea, alrededor de $143.187. Fueron varios los transeúntes que se quejaron sobre la medida alcaldicia, que hasta ahora ha dejado a más de 100 personas con infracciones.

Para asegurar el efecto, hace un tiempo se puso en marcha un nuevo modelo de vigilancia, ubicado en las principales calles donde se ejerce el comercio ilegal. Se trataría de megáfonos que estarían acompañados de cámaras de vigilancia, situados en los diferentes postes del centro de Temuco, donde su principal objetivo sería advertirle a la ciudadanía el no comprar, agregando la problemática que se les sumaría al hacerlo.

Desde el municipio informaron que sería una nueva modernización de supervisión, con audio unidireccional, pero que estaría enfocado a las personas que no viven en la capital regional y que además, no tienen tan clara la situación de exclusión hacia la regularización del comercio ambulante, según dijo el encargado de seguridad, Henry Ferrada. 


No obstante, los reclamos por parte de la ciudadanos y comerciantes del mismo rubro no se hicieron esperar, quienes expusieron su malestar debido al panorama que existiría en el centro de la ciudad, que da cuenta de un abuso de poder por parte del municipio y del edil, Miguel Becker, ya que sería una forma de reprimir a quienes quieran adquirir algún producto de estos comerciantes, siendo consecuencia de un problema a la falta de empleo formal. "Da la impresión que estuviéramos en un régimen totalitario, algo así como en Corea del Norte, donde todo lo vigilan y hasta te hablan por megáfonos ...", dijo un transeúnte que pasaba por calle Claro Solar con Bulnes, donde hay uno de estos parlantes y dos cámaras de vigilancia. 

"Esto es un atropello de poderío, es insólito que hayan megáfonos en las calles de Temuco, como una forma de reprimir a quienes compran en el comercio ambulante. Me molesta como ciudadano que ante los problemas de la ciudadanía la respuesta de Miguel Becker y el Municipio sea siempre represiva", dijo Felipe Valdebenito, ex candidato a alcalde por Temuco en la elección pasada.

Un escenario complejo tanto para compradores, como para los vendedores, que se contrapone con la búsqueda de mayor seguridad y orden para una ciudad que diariamente recibe a mas de 40 mil personas, y un diálogo que sin duda continúa abierto.

Te puede interesar