Es tiempo de aplicar el "Caldo Bordelés"

Opinión 07 de mayo de 2019 Por
Cada año son múltiples los procesos que se deben realizar para mantener en buen estado los árboles frutales, más aún si éstos son destinados a la venta de sus productos, como por ejemplo en el caso del Manzano. Es en esta fecha en la cual se debe aplicar esta tradicional preparación que permitirá árboles sanos y que den buenas manzanas.
Nancy Drápela, agrónoma
Nancy Drápela, agrónoma

El caldo bordelés es una combinación de sulfato cúprico y cal hidratada, y aunque fue inventada formalmente por el químico bordelés Ulysse Gayon y el botánico Alexis Millardet en 1880, es una preparación que se atribuye en general a los viñateros de la región de Burdeos, Francia. Se fabrica por neutralización de una solución de sulfato cúprico con la cal, a una concentración de un 20 % de cobre.

Se usa principalmente para controlar hongos en jardines, viñedos, árboles frutales y en general infestaciones fúngicas. En los manzanos, en especial se utiliza para prevenir el llamado "cancro" o "chancro", que es una enfermedad que afecta a las ramas, comprometiendo la corteza con anillos concéntricos; los cuales se generan a partir del área de entrada del hongo a la planta, generalmente en las heridas dejadas por la caída de las hojas en Otoño.

Si no son tratados, los "cancros" continúan desarrollándose hasta anillar completamente la rama afectada. Cuando algunas ramas o el tronco presenta cancros activos antiguos, el síntoma se presenta con falta de crecimiento y hojas de color anormal. Ataques fuertes pueden llegar a producir la muerte del árbol.

Tratamiento y estrategia de control

El control siempre debe ser preventivo, evitando la infección del hongo sobre el árbol en todo momento, lo cual ocurre durante el período de caída de las hojas en otoño.

Así, se debe realizar hasta cuatro aplicaciones de Caldo Bordelés durante la caída de las hojas: cuando haya caído un 30% del follaje, al caer un 50% y con un 70% de caída de hojas. Luego, con el árbol ya sin hojas. Con este tratamiento preventivo el árbol debiera comenzar la temporada ya sin riesgo de contraer hongos y en particular, el dañino "cancro" o "chancro" del manzano.

También es posible realizar tratamientos curativos tópicos extirpando los "cancros" al pintar con pasta bordelesa en zona intervenida, debiendo realizarse en verano, pero recuerde: prevenir es mejor que curar y en la agricultura, esto es en especial importante.

Descargue aquí una útil y didáctica Guía Técnica Caldo Bordelés.pdf

Te puede interesar