2 mil 500 personas aisladas y con casi 7 grados bajo cero en la zona cordillerana

Entrevistas 02 de julio de 2019 Por
El 30% de los clientes de Frontel siguen sin energía eléctrica. Por este motivo, 14 brigadas de la empresa eléctrica se desplazan a lo largo de la comuna para ir reparando los tendidos eléctricos y caída de postes, mientras Vialidad trabaja en el despeje de caminos.
Vehículo para nieve en Galletué
Vehículo para nieve en Galletué

Según se informó desde la Onemi, en total son 2.457 personas las que siguen aisladas tras la emergencia que comenzó hace 7 días atrás. En varios sectores es difícil el ingreso debido a que la nieve supera el metro y medio de altura, donde además, las temperaturas han llegado a los 6,8 grados bajo cero.

Por este motivo, Vialidad y la Onemi dispusieron de maquinaria especializada para poder avanzar en el despeje de las rutas, así como la propia municipalidad de Lonquimay trabaja hoy en el acceso a las zonas más alejadas y de difícil acceso.

Además, el 30% de los clientes de Frontel siguen sin energía eléctrica. Por este motivo, 14 brigadas de la empresa eléctrica se desplazan a lo largo de la comuna para ir reparando los tendidos eléctricos y caída de postes.

Este lunes se habilitó el tránsito en el fronterizo Pino Hachado, lo que permitió el flujo de camiones que estaban esperando continuar con su trayecto. Sin embargo, la aduana argentina informó cerca de las 13:00 horas que las malas condiciones climáticas impedían seguir con la medida.

El paso fronterizo Icalma también se mantiene con tránsito suspendido por problemas eléctricos. El único paso que continúa funcionando es el de Mamuil Malal, atendiendo desde las 08:00 hasta 19:00 horas con uso obligatorio de cadenas.

Paso de Pino HachadoMil personas siguen aisladas en Lonquimay

Te puede interesar