Contraloría obliga al Gobierno Regional a fiscalizar dineros de transferencias

Política 11 de julio de 2019 Por
Tras una investigación a Sercotec, por 380 millones de pesos, se dictaminó que desde ahora los dineros deben ser fiscalizados hasta el uso de los bienes, no sólo la compra o entrega del fondo.
file_20180319192907

Tras una investigación realizada a Sercotec por el dinero recibido desde el Gobierno Regional y que suman 385 millones de pesos, la Contraloría envió un informe al Gore para que comience a fiscalizar todos los dineros que se transfieren año a año a los distintos programas y que suman más de 30 mil millones de pesos aproximadamente.

El documento fue entregado al departamento jurídico del Gobierno Regional, por parte de la Contraloría, quienes obligan al Gore a que una vez que se realicen las transferencias, los concursos y la entrega de fondos, estos sean fiscalizados no sólo en la entrega sino que también en que la compra de bienes sea efectiva y que se adecuen a las exigencias.

La obligación se derivó después de una investigación realizada en Sercotec, donde se concluyó que habían recursos traspasados desde el año 2015, a pescadores de Puerto Saavedra, quienes no habían utilizado los dineros en la compra de los insumos para los cuales habían participado; cuestión que fue fiscalizada en terreno.

Gore

Ante ello el administrador del Gobierno Regional Sergio Núñez, aseguró que esto obligará a que la entidad realice una fiscalización en cada uno de los recursos entregados y que equivalen más o menos al 30% del total de los fondos del FNDR y que año a año se entregan como transferencias a servicios, entre los cuales están Sercotec, Corfo, Indap y otros.

"Vamos a tener que trabajar no sólo al momento de entregar el beneficio sino que además hay que trabajar haciendo fiscalización y seguimiento para que los recursos que se transforman en bienes sean utilizados para lo cual fueron entregados, porque si esos recursos fueron entregados para una cosa distinta será responsabilidad del Gobierno Regional y principalmente de los servicios que se entregan los dineros", dijo Núñez.

Eso sí, ello implicará un mayor trabajo para los funcionarios del Gore, cuestión que para el administrador implicará un reordenamiento de los departamentos. "Nuestra pega aumentó porque también vamos a fiscalizar qué ocurre a futuro. Esto es relativamente nuevo y es una tremenda complicación porque como servicio vamos a tener que adoptar medidas que no teníamos, como es tener más personal, pero debemos cumplirlo. Vamos a ser muy rigurosos en solicitar la información y controlar el buen uso de los fondos públicos", concluyó Núñez.

Te puede interesar