Proyecto de central de pasada en río Toltén pagará inédito "royalty indígena"

La Región 14 de agosto de 2019 Por
Los ingresos que obtengan las comunidades mapuche del sector podrán ser utilizados en lo que las propias comunidades determinen. El proyecto contempla convertirse en el ejemplo a nivel nacional de cómo generar energía limpia, de forma sustentable y beneficiando el turismo y a las comunidades a la vez.
Central de pasada Los Aromos - río Toltén
Central de pasada Los Aromos - río Toltén

Con una inversión que supera los 80 millones de dólares y que considera el pago del primer "royalty indígena", un parque fluvial y una serie de medidas para el cuidado de la flora y fauna del Río Toltén, se considera la central de paso “Los Aromos”, la cual este lunes debería ser aprobada por las autoridades regionales, considerando el informe favorable del Servicio de Evaluación Ambiental SEIA.

Se trata de un proyecto que implicará una serie de beneficios para la comunidad local, dado que no sólo se abastecerá al sistema interconectado central con 19 megawatts de energía renovable y limpia (sin emisiones), equivalente al consumo residencial de Temuco, sino que además las comunidades aledañas al proyecto -especialmente de las comunas de Freire y Pitrufquén- podrán mejorar sus proyecciones turísticas y de calidad de vida, como lo aseguró Borja Homs, ingeniero civil a cargo del proyecto y especialista en energías renovables.

Es por lo mismo que la empresa Saltos de Los Andes, gestora de la iniciativa, ha estado trabajando en los últimos 6 años en una propuesta asociativa con las comunidades locales, lo cual ha permitido el levantamiento del primer “royalty indígena”, donde los integrantes de las comunidades mapuche de Freire y Pitrufquén, podrán ser parte de los beneficios de la empresa y así recibir un porcentaje de las ventas que la actividad de la empresa genere.

Central de pasada o fluyente

Hace 6 años que ingresó al SEIA el proyecto “Los Aromos”, el cual considera una central de pasada en el río Toltén, aguas abajo de la confluencia de éste con el Allipén, en un sector que ya cuenta con intervención humana, debido a la presencia de una cantera de roca y a la extracción ilegal de áridos por parte de empresas constructoras.

Holms contó que la idea es levantar un proyecto de energía limpia, considerando que el diseño técnico se difiere con la gran mayoría de centrales de pasada, pues apoya el turismo, permite beneficios sociales a las comunidades indígenas, no inunda terrenos y lo más importante: no se corta el río Toltén, pues utiliza una barrera transversal móvil de 3 metros fija (la que queda debajo del agua) y otra de 3 metros abatibles, que permite que el flujo del río continúe permanentemente.

Lo importante es que la comunidad sepa que ésta no es un embalse ni una represa, sino que es una central de paso, que en el resto del mundo se llaman fluyentes, precisamente porque se mantiene el flujo del río y su funcionamiento consiste en que deriva una fracción menor del agua (un 25% del caudal medio del rio), la que luego de pasar por una turbina se devuelve al río", explicó el ingeniero civil.

Royalty indígena

Pero esto no es todo, pues el proyecto además de generar electricidad limpia, crea la figura de un Royalty para los miembros de las comunidades mapuche de Freire y Pitrufquén, quienes por primera vez participarán conjuntamente en una corporación de desarrollo, la cual administrará los ingresos asociados al Royalty, para distribuirlos en los proyectos asociativos o comunitarios que las comunidades decidan.

La idea es que sean las comunidades quienes escojan en qué quieren invertir la parte que les corresponde de las ventas y que no sea impuesto como una medida de mitigación. "La idea es que ellos decidan libremente en qué invertir sus ingresos, ya sea en proyectos que fomenten la cosmovisión y tradiciones del pueblo mapuche, el desarrollo de proyectos productivos, de obras de infraestructura, conectividad y/o instalaciones comunitarias. En definitiva, en lo que ellos determinen", acotó Borja Homs.

Al respecto el presidente de la comunidad Juan Caniupan, José Miguel Huaquimilla, aseguró que esta iniciativa del royalty indígena es algo inédito y que favorece enormemente a los vecinos del sector.

Para nosotros como comunidad indígena de Freire el tema del royalty nos permitirá mejorar la calidad de vida, porque la región de La Araucanía es una de las más pobres de Chile y se necesita que tengamos empresas para generar más recursos. Además si bien en un principio había reticencia, hoy vemos que hay comunidades en contra del proyecto por puro tema político. Nosotros queremos más inversiones para la región y que no tengan ningún impacto ambiental, como ésta, porque lo hemos visto”, dijo el presidente de la comunidad indígena de Freire.

Turismo sustentable

Otro de los temas que además está desarrollando la empresa, tiene que ver con el turismo y la recuperación de la ladera del río Toltén, que se ha visto dañada producto de la extracción ilegal de áridos y que ha impedido proyectos de recuperación, aguas abajo del río.

Para ello se está trabajando con la idea de potenciar un parque fluvial de 12 hectáreas de terreno y que hoy se inunda, junto con la construcción de embarcaderos y muelles, quioscos para venta de artesanía local y senderos, además de la esclusa, que constituirá un hito pues se podrá conocer de primera mano el primer sistema de transporte de embarcaciones de este tipo y que constituyen atracciones turísticas en cada lugar donde se han instalado.Esclusa para botes
Al respecto, David Carvajal, presidente de la comunidad José Carvajal del sector Quilquilil, de Freire, destacó el tema turístico que tanto le hace falta a la comuna.

Nosotros como comunidad estamos ubicados entre el Río Toltén y la carretera a Villarrica, por lo tanto esperamos que el turismo se potencie con este nuevo parque fluvial. Nos gusta este proyecto porque permite recuperar el río y será un apoyo para todos nosotros”, dijo Carvajal.

El ingeniero Borja Homs espera que este lunes 19 de agosto se apruebe el proyecto y de esta manera también dar cumplimiento a las inversiones internacionales que hoy son parte del Plan Impulso Araucanía. "Nuestro proyecto ha cumplido con cada nueva exigencia que nos han puesto, año tras año, hasta ser aprobados por el SEIA. Ahora sólo esperamos que su tramitación siga adelante y podamos beneficiar tanto al país con energía limpia, como a las comunidades que se asociarán a la central de paso Los Aromos", concluyó Homs.

Chinook salmonIngeniero aclara que no se afectará la pesca artesanal y el salmón chinook en el Toltén

Te puede interesar