Música andina para esta noche en el Dreams

Cultura 12 de septiembre de 2019 Por
La agrupación Sullín Mapu (Tierra Elegida), que data de los años 80, se reencuentra para mostrar lo mejor de su trayectoria en el Lucky 7 desde las 22 horas de hoy jueves 12 de septiembre.
Sullin Mapu
Sullin Mapu

Corría el año 1989 cuando un grupo de jóvenes hizo realidad, literalmente a puro “ñeque”,  un sueño común: Fundar su propio grupo musical. Lo llamaron Sullín Mapu (Tierra Elegida). Eran todos vecinos, al menos los seis vivían en la misma calle Río Nilo, de la población La Rivera cuatro de Temuco y participaban en la misma capilla.

Poco a poco sus sones andinos fueron cautivando en el barrio y luego en la ciudad entera. El talento se iba puliendo en cada presentación y los seguidores de este sexteto se multiplicaban. Así pasaron casi diez años hasta que el destino les arrebató a uno de los suyos. El hecho caló tan profundo que en un abrir y cerrar de ojos Sullín Mapu desapareció.

Alejandro Bravo Castillo se nos fue por una afección al corazón. Éramos muy jóvenes y por ende el golpe fue demasiado fuerte. Además otro de nuestros compañeros debió emigrar de Temuco y eso terminó por desintegrarnos como banda”, comentó a este medio Claudio Jaque,  uno de los fundadores de la agrupación.

Presente

Exactamente diecinueve años después y con cuatro de sus fundadores, Sullín Mapu retorna a los escenarios. Ellos son Amner Lagos,  Voz, Percusión, cuerdas y quenas. Edison Lagos en voz, guitarra y percusión. Miguel Villalobos en voz, bajo, percusión y guitarra y el nombrado Claudio Jaque en voz, saxos y flauta traversa. Jaime Rosas en voz, cuerdas, quenas y  zampoñas y Claudio Rodríguez en  voz, quenas y charango, completan el nuevo sexteto que buscará rememorar los orígenes desde una mirada que sólo otorgan la mezcla de los años, la experiencia, el dolor y la pasión.

Dreams

Temas originales como “Caminos Del Canto”, “Marel”  y “Tal Vez”, compuestos en los años noventa, sonarán fuerte en el escenario del Restobar Lucky 7 en un encuentro lleno de mística, no sólo por la música andina, sino además porque la historia se hace presente. Porque la vida da revanchas y porque las canas que pintan hoy sus integrantes originales, ya perdonaron al destino. Al show se accede gratis con la entrada al casino.

Te puede interesar