Nuevas denuncias por CFT estatal complican al rector y le solicitan la renuncia

La Región 26 de abril de 2019 Por Tania Marquez
Una serie de irregularidades del rector han obligado a solicitarle la renuncia. Incluso él arbitrariamente subió los aranceles a los 122 alumnos del CFT, cuando aún no se han gastado los recursos del año 2018.
cft lautaro
CFT Lautaro

Alzas de aranceles sin autorización, contratación de personal a honorarios sin la aprobación del directorio, denuncias por acoso laboral y una mala gestión de los recursos, que podría implicar que no se ejecutara el presupuesto destinado para este año, hoy complican al rector del CFT estatal de Lautaro, Luis Santibáñez, a quien incluso el directorio le solicitó la renuncia.

Es que desde que se creó el CFT ha habido una serie de cuestionamientos con respecto a la gestión del nuevo centro educacional, lo que obligó al directorio -compuesto por el seremi de Educación de La Araucanía, el rector de la Ufro y el director regional de la Corfo y del Sence, entre otros- a realizar una reunión extraordinaria el día 10 de abril, donde se puso sobre la mesa la solicitud de renuncia a la autoridad educacional, cuestión que este se negó a aceptar.

Por lo mismo es que además el Ministerio de Educación está trabajando en investigar las denuncias, por cuanto se trata de un nuevo centro educacional el que está en cuestionamiento, considerando que la matrícula es de sólo 122 personas, en 4 carreras, siendo que el año pasado había 84 en dos carreras. 

Problemas

De acuerdo a la información entregada por fuentes que están vinculadas al CFT, durante las últimas sesiones ordinarias se denunció que de manera arbitraria el rector aumentó los aranceles pactados del año pasado en 100 mil pesos más, cuestión que no fue informada al directorio. Según consta en la resolución 0384 de la sesión ordinaria del 17 de octubre del año 2018, se fija la matrícula y arancel para las 4 carreras en el año 2019, por un monto de 50 mil pesos la matrícula y un millón 100 mil pesos el arancel anual, sin que se pueda modificar, dado que es acuerdo del directorio.

Sin embargo en marzo de este año el directorio constató que a los alumnos se les había aumentado el arancel a un millón 200 mil pesos anuales, lo que implica un alza de 100 mil pesos y que arbitrariamente hizo el rector.

Otro de los cuestionamientos y que está en las actas, tiene que ver con la contratación de más de 15 funcionarios a honorarios, sin ningún tipo de autorización, lo que incluso fue cuestionado por parte del directorio pues se contrató personal extra para funciones que ya realizaba personal a contrata y con magíster especializado, como es el caso de los que confeccionan los planes de estudio.

Junto con ello se cuestionó también el alto número de licencias médicas y de los casos de "mediación" por acoso laboral. De acuerdo a las fuentes al interior del CFT, casi un 10% de los funcionarios del nuevo centro de educación han estado con licencia por acoso laboral, lo que además ha implicado despidos y dineros destinado a pagar indemnizaciones.

Por último, otra de las aristas cuestionadas por el directorio tiene que ver con que aún no se ha podido ejecutar todo el presupuesto del año pasado, el cual hoy está en Contraloría y lo que significaría que éste no se gastaría en el año 2019. 

Directorio

Por lo mismo es que se realizó una sesión extraordinaria de directorio el día 10 de abril, sólo de los directivos en el Aula Magna de la Ufro; lugar en que se le asegura al rector que no le tienen confianza y donde además, se le pide la renuncia. Luego en una reunión en el IP Los Lagos un representante del ministerio de Educación, el día 12 de abril, le pide también la renuncia por mala gestión y malos tratos.

Respecto de ello, el seremi de Educación Juan Luis Salinas prefirió no referirse a la renuncia, asegurando que "se está trabajando en todo lo que nos compete en el CFT".

Por su parte el rector del CFT, Luis Santibáñez, no quiso entregar declaraciones a www.araucaniadiario.cl, sólo dijo que quien debía solicitar la renuncia es el Presidente de la República y no el directorio.

Finalmente, fue el diputado Andrés Molina (Evópoli) quien confirmó que efectivamente se le habría pedido la renuncia al rector del CFT estatal, Luis Santibáñez, pero que éste hasta el momento no habría accedido a renunciar. 

IMG_2882Aun no hay soluciones frente al fracaso del CFT estatal en Lautaro

Te puede interesar