RADA advierte a comunidades indígenas sobre fallos en centrales de incineración de basura en el mundo

La Región 22 de noviembre de 2019 Por Equipo AraucaniaDiario
La ONG ambientalista se reunió con vecinos del lof Malpichahue y conversaron sobre la contaminación permanente que puede quedar en el territorio producto de la operación de este tipo de plantas de energía, así como de los casos donde han fallado en Europa y Estados Unidos. También se analizaron las alternativas para tratar residuos de manera sustentable.
Planta WTE India
Planta WTE India

La reunión fue el viernes pasado en la escuela de Malpichahue, Comuna de Lautaro, donde en la ruta 5 sur se pretende instalar una planta incineradora de basura para producir energía y a la vez, hacerse cargo de los desechos de la ciudad de Temuco. Si bien es cierto, el proyecto aún se encuentra en su fase previa de aprobación, su construcción dependerá finalmente del visto bueno del Servicio de Evaluación Ambiental SEA, de la comisión de seremis y finalmente, el comité de ministros; sin considerar posibles recursos ante el Tribunal Ambiental.

Y es que no son pocas las experiencias en que estas plantas han fallado. Ya en Estados Unidos, China, Europa e India hay ejemplos de plantas de incineración de basura WTE que prometieron no contaminar, pero que finalmente terminaron haciéndolo; que funcionan superando la norma que se comprometieron a no sobrepasar y donde los municipios se han visto en la necesidad de volver a los rellenos sanitarios o a otras formas de manejo de la basura, mientras nuevamente las plantas comienzan a funcionar.

Así ocurrió el 5 de noviembre del año pasado en Hartford, Connecticut, Estados Unidos, donde luego de que se quemaran las dos turbinas para incinerar la basura, recién lograron poder volver a funcionar el 29 de enero de este año, aunque sólo de manera parcial.

Planta WTE Hartford
En la India por otro lado, las protestas por la contaminación no son poco habituales, dado que allá al problema del material particulado de 2,5 que existiría en Lautaro, se suma que la basura que se incinera debe poder alcanzar una cierta temperatura, de manera que la combustión se realice con el menor impacto; lo que no ocurre en este país asiático, ni nada garantiza que ocurra en este nuevo proyecto que se plantea instalar en la ruta 5 sur, opina Alejandra Parra. 

En efecto, un estudio realizado por el Instituto Shriram para la Investigación Industrial en 2017 señaló que entre un 55 y un 60 por ciento de los desperdicios sólidos en Delhi, India, son biodegradables y su valor calorífico no supera 1.324 kilocalorías (kcal.) por kilogramo (kg.), mientras que la combustión auto mantenida necesita 1.800 kcal/kg. "Lo que se está quemando ahora en las tres plantas WTE tienen la mitad del valor calorífico de lo que necesita una genuina RDF, con consecuencias de toxicidad en las emisiones. Y es justamente aquí donde la combustión a baja temperatura no se hace cargo de las dioxinas y los furanos", dice Ranjit Devraj de la ong DownToEarth.

"Estuvimos advirtiendo sobre los fallos de las incineradoras en Europa, donde hay muchos, cientos de episodios donde las incineradoras han fallado, tienen incendios, también en Estados Unidos", dijo Parra.

Comunidades mapuche

"Las comunidades mapuche del sector de forma unánime rechazan este proyecto de incineradora, porque quieren proteger el medio ambiente de sus comunidades, de sus territorios, para ellos y para sus futuras generaciones", señaló la vocera de RADA, a la vez que manifestó que estas comunidades tienen el derecho a vivir en un medio ambiente relativamente limpio.

"Porque ya están un poco contaminados por todas las industrias que hay en el sector y por la termoeléctrica de Biomasa que funciona ahí, que es un ejemplo de como los proyectos se presentan como que no van a contaminar y finalmente los impactos son enormes y lo sufren las comunidades", puntualizó Alejandra Parra.

Así opinó también Alba Savaria, presidenta de la comunidad Juan Chavarría, quien manifestó que están luchando contra la incineradora porque no quieren que les contamine la naturaleza. "Nosotros como mapuche vivimos de la naturaleza, vivimos del campo, vivimos de nuestras verduras, después vamos a tener nietos y queremos dejarles algo bonito, no queremos contaminación para ellos", dijo Alba Savaria.

"Mi comunidad se opone porque esto nos afecta tanto medioambiental, como culturalmente. Nosotros somos residentes de una comunidad mapuche, impregnada dentro de una cultura, con cosmovisión, tradición y costumbres y esto que se va a instalar es totalmente nefasto para nosotros", dijo Liliana Nahuencura, de la comunidad Tripaiñam.

Nahuencura explicó que esta planta perjudicaría además a más de 500 familias que consumen agua directamente del río que pasa por la comunidad y que sirve además para regar sus cultivos de hortalizas, árboles frutales y para mantener a sus animales. "Esta planta contaminará nuestras aguas y el APR que alimenta a las tres comunidades (del lof), donde el agua se saca del afluente superficial que pasa por el sector", concluyó la comunera mapuche.

"Vamos a continuar trabajando con las comunidades, informándoles del proceso, de evaluación de la incineradora hasta lograr que este proyecto sea rechazado en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental", sentenció finalmente la vocera de RADA, Alejandra Parra.

Te puede interesar