En la corte de Apelaciones de Santiago se decidirá el futuro del Casino de Juegos de Pucón

La Región 24 de abril de 2019 Por
Esto luego de que la Superintendencia de Casinos de Juegos lo adjudicara a la empresa Enjoy y que el otro oferente, Casinos Dreams, presentara una reclamación por haber sido adjudicado de manera ilegal, según su demanda. El ex contralor Ramiro Mendoza encabeza el equipo jurídico del Dreams.
Hotel Dreams Temuco
Hotel y Casino Dreams Temuco

El casino de Pucón data del año 1990, cuando se autoriza su apertura, inaugurándose el 27 de diciembre de ese año, en dependencias del Gran Hotel Pucón, siendo adjudicado inicialmente al empresario Carlos Urzúa. Posteriormente, en 1995 lo licita la familia de Antonio Martínez y se construye un hotel de 5 estrellas y 82 habitaciones; el que queda totalmente destruido luego de un incendio en 2007. En forma paralela la concesión continúa siendo renovada a la empresa de la familia Martínez, que desde 2005 pasa a llamarse Enjoy y es la operadora del casino hasta la fecha.

Para poder postular a la licitación del Casino de Juegos de Pucón, era necesario cumplir con una serie de requisitos que otorgaban un puntaje mínimo. De lo contrario, cualquier propuesta quedaba fuera, por buena que fuera e incluso, aunque la oferta económica al municipio fuera superior a la de cualquier otro oferente.

Entre estas condiciones especiales estaban: una oferta económica mínima anual de 44 mil UF (1.200 millones de pesos aprox.); construir (o ampliar) un hotel de cuatro estrellas, con 50 habitaciones y con salón de eventos; que las obras complementarias del proyecto integral y su relación con la entrada del Casino cumplieran con las bases técnicas de la licitación. De acuerdo a lo expuesto por el ex contralor Ramiro Mendoza, la empresa representante de Enjoy, habría faltado a las bases de licitación, pero de igual manera se le habría adjudicado.

"La decisión de otorgar el permiso de operación de casino en la comuna de Pucón a la sociedad Casino del Lago no se ajusta a derecho, ya que le otorgó a ésta el permiso de operación a pesar de que su proyecto no cumplía con la normativa legal vigente y las Bases Técnicas aplicables al concurso, el que al no ajustarse al ordenamiento jurídico territorial vigente le permitió considerar menores costos, presentando una oferta económica mucho más atractiva, con abierta infracción a las normas y principios que rigen la materia", alega el ex contralor general de la República en la reclamación presentada.

La situación anterior, explica Mendoza, causó graves perjuicios a la empresa Sun Dreams, la que pesar de cumplir con todas las exigencias para acceder al permiso, se vio impedida de competir en igualdad de condiciones frente a un proyecto como el elegido, que artificial e ilegalmente presentó una mejor oferta económica.

Entre los antecedentes mal evaluados, reclama Sun Dreams, está por ejemplo que el proyecto de Enjoy no cumpliría con la Ordenanza de la propia municipalidad de Pucón y que las calles adyacentes al proyecto presentado y adjudicado -ilegalmente a juicio de la demandante- no cumplirían con las normas estipuladas en las bases de la licitación; ya que debieran soportar una carga de 4.700 personas y no lo que permiten las calles actuales, que alcanza una carga de ocupación no superior a 1.000 transeúntes.

"A pesar de lo anterior, la evaluación no repara en este requisito insoslayable, que no admite excepción (y que la propuesta no cumpliría)", explica Mendoza, agregando que de igual manera se le entrega en este aspecto evaluado, el máximo de puntaje permitido.

Hotel de 4 estrellas y otras irregularidades

La reclamación interpuesta y que deberá revisar la Corte de Apelaciones de Santiago, tendrá que verificar por ejemplo que en relación a las exigencias de estacionamientos, según lo expuesto por Mendoza, la oferta tampoco cumpliría con las exigencias de la licitación, toda vez que al igual que en el caso de las calles colindantes, no cumpliría con la Ordenanza General de Construcción y Urbanismo. 

Finalmente, otro de los requisitos exigibles para poder evaluar la oferta económica de cada propuesta, era la construcción o habilitación de un hotel de 4 estrellas, el que tiene ciertas exigencias mínimas para obtener tal calificación. Por ejemplo, tener habilitados ciertos servicios o instalaciones mínimas, como gimnasio, spa y piscina temperada, los que no se incluyeron en el proyecto ofertado por los operadores de Enjoy.

A mayor reiteración, explica el ex contralor en el libelo presentado, una empresa externa y a petición de la Superintendencia de Casinos de Juegos se pronunció al respecto y señaló: “La planimetría presentada no considera la existencia de gimnasio, ni de SPA, ni de piscina temperada, instalaciones exigidas para la calificación de hotel de 4 estrellas”, dice el informe.

Se espera que en los próximos días exista ya un pronunciamiento de la Corte de Apelaciones de Santiago, acogiendo lo reclamado por los casinos Dreams o confirmando la adjudicación a los representantes de Enjoy y actuales operadores del Casino de Pucón.

Te puede interesar