Condenaron a 10 años de presidio a autores de homicidio en Lonquimay

La Región 13 de febrero de 2020 Por Erick Turrieta
Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Temuco dictó la condena del ilícito perpetrado el 1 de febrero de 2019. Se dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas de los sentenciados para determinar sus respectivas huellas genéticas e incluirlos en el registro nacional de ADN de condenados.
image001
Los imputados y sentencia a 10 años y un día de presidio.

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Temuco condenó a José Patricio Ñanco Rozas, Wilson Rodrigo Ñanco Rozas, Juan Dionisio Ñanco Rozas y Vicente Guillermo Ñanco Rozas a 10 años y un día de presidio efectivo, en calidad de autores del delito consumado de homicidio. Ilícito perpetrado el 1 de febrero del año pasado, en la comuna de Lonquimay.

En fallo unánime, el tribunal –integrado por los magistrados María Cecilia Zapata Pavez (presidenta), Alejandra Rosas Lagos y Carlos Jeria Montoya (redactor)– aplicó, además, a los hermanos Ñanco Rozas las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos, derechos políticos y la inhabilitación absoluta para ejercer profesiones titulares mientras duren las condenas.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que aproximadamente a las 17.15 horas del 1 de febrero de 2019, “Ariel Andrés Rozas Huenchunao se encontraba en el exterior de un domicilio en el sector El Naranjo, comuna de Lonquimay, comercializando fruta; en el lugar se presentaron los cuatro imputados, portando en su manos Wilson Ñanco y José Ñanco armas corto punzantes. Tras insultar a Ariel Rozas procedieron a propinarle diversos golpes, huyendo éste hacia la parte posterior de la vivienda de doña Jacqueline Melo, donde fue seguido por todos los imputados, quienes continuaron agrediéndolo, propinándole golpes en la cabeza empleando al menos una piedra y una caja de frutas; siendo agredido en zona torácica por Wilson y José Ñanco con las armas blancas que portaban; huyendo posteriormente del lugar”, detallaron.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas de los sentenciados para determinar sus respectivas huellas genéticas e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

Te puede interesar