La solidaridad en torno a las ollas comunes en los campamentos de Temuco

La Región 18 de julio de 2020 Por Yuliana Montiel
Vuelven a aparecer las manos solidarias para combatir el hambre de quienes no cuentan con los medios necesarios para satisfacer sus necesidades de alimentación. De acuerdo con los habitantes de las tomas, estas comidas son gestionadas por privados o por ayuda desde otras regiones, no reciben apoyo municipal ni regional. Entre ellos, dedican alrededor de cuatro a siete horas al día para cocinarle a quienes llegan.
Olla común
Olla común

La pandemia por coronavirus en Chile y en el mundo entero, generó una crisis económica que ha golpeado más duro a la clase más vulnerable, incluyendo a aquellos que carecen de una vivienda propia y se encuentran en campamentos, quienes por no tener los medios suficientes para satisfacer sus necesidades básicas, como la alimentación, han debido enfrentar también una crisis del hambre, la que gracias a la solidaridad de terceros, se ha hecho más llevadera con las tradicionales "ollas comunes".

Más allá de tratarse de una pobreza oculta, los habitantes de tomas carecen de vivienda y algunos de ellos, de medios para llevar sustento a sus familias. Hasta hace poco, eran más de 30 los grupos que habitaban en estos espacios y que enfrentaban una situación compleja frente a la crisis sanitaria, económica y social. 

Aunque algunos de los habitantes de estos campamentos han decidido voluntariamente desalojar estos terrenos, a través de un compromiso firmado con el Ministerio de Vivienda y Urbanismo y la Municipalidad de Temuco, para formar parte de la mesa de trabajo del "Plan Especial de Gestión Habitacional", otros han optado por permanecer en estos lugares por un problema en común: no tienen para donde ir. Al respecto, AraucaníaDiario entrevistó a algunos de los dirigentes de estas tomas para conocer cómo enfrentan la crisis a través de esta estrategia de realizar ollas comunes.

"Nosotros llevamos alrededor de 15 a 20 días realizando la olla común a la cual vienen abuelitos y niños también para buscar sus almuerzos. En estos momentos damos 70 almuerzos, pero notamos que queda gente sin almorzar porque tampoco nos alcanza para seguir cocinando para más personas", comentó Lorena Reyes, del campamento Esfuerzo por Venir.

"... Nosotros recibimos aporte de la Coordinadora Metropolitana por una Nueva Constitución desde Santiago y el sindicato de Interempresas, que nos hizo una donación grande para seguir con la olla común y ahora estamos con Fernando Arzola y una agrupación de estudiantes conocida como 'Jacks', quienes están viendo la posibilidad de dar los desayunos para los niños en el cual vamos a aportar con un sándwich y la leche todo los días", agregó Lorena Reyes.

De acuerdo con la dirigenta, son cuatro las mujeres que cocinan desde las 9:00 de la mañana hasta las 4:00 de la tarde para poder dar a tiempo estas comidas y agregó que no han recibido ningún tipo de ayuda por parte de algún ente regional o municipal de La Araucanía, solo ayuda externa de Santiago o por parte de privados. Reyes comentó además, que cuando las personas no pueden acudir por comida a los campamentos debido a las lluvias, ellos mismos van hasta los sitios para "entregarles sus comidas todos los días".

Ollas comunes en campamentos de Temuco. Otro de los campamentos que también realiza esta actividad es Chivilcán 3, en la cual asisten aproximadamente 60 personas, que corresponden a las 27 familias que habitan en el terreno y personas externas que acuden por un plato de comida. Actualmente, solo realizan almuerzos entre 2 y 3 días a la semana por falta de recursos.

"Hay un caballero que nos trae ayudas para poder realizar las ollas comunes. Este viernes nos trajo un aporte que nos permitirá realizarlas la próxima semana, pero no podemos hacerlas toda la semana porque no tenemos tantas cosas para hacerla. Entonces la vamos a hacer 2 o 3 días a la semana, porque más no se va a poder. Quisiéramos, pero no se puede", comentó Elizabeth Ñanculef.

"Entonces, como teníamos algunas cosas como lechugas, limones, papas, cebollas y zanahorias, se les fue dando a las personas, se les entrega de a poco para que vayan haciendo sus comidas. Entonces les entregamos arroz para que lo preparen ellos, y se les da estas opciones, entonces hacen arroz con papas fritas", agregó la dirigenta del campamento de Chivilcán.

Estrategia política

Respecto de la mesa de trabajo que se realizó el pasado 14 de julio en la Municipalidad de Temuco, como parte del Plan Especial de Gestión Habitacional, la dirigente de la toma comento: "Creo que la jodimos en haber firmado, porque lo analizamos y consultamos a un abogado y nos dimos cuenta que no es algo que nos de solución, porque en esos 24 meses solo se les dará solución a los que salgan de campamentos, eso quiere decir, a aquellos que desalojen el terreno que están ocupando. Entonces esos cupos los ocupan ya los comités que estaban firmados y la gente que optó por salirse de la toma, los demás quedamos fuera, entonces no tenemos solución".

"Nosotros vamos a permanecer en la toma porque no tenemos a otro lado para dónde irnos, porque para arrendar no tenemos, si no tenemos menos para comer menos para arrendar, si yo tuviese en dónde estar y estuviese bien, no estaría en campamento", agregó Elizabeth Ñanculef.

De acuerdo con Ñanculef, hubo una falta de transparencia en la reunión. "Pensé que la reunión era para que nosotros pudiéramos hacer nuestras preguntas que consideramos pertinentes. No se le consultó a nadie, fue como ya firmen. Lamentablemente se aprovechan de nuestra ignorancia (...) entonces que el alcalde se aparezca y diga esto es logro de las conversaciones que hemos tenido de los campamentos. Perdón, nunca en la vida lo habíamos visto, nunca tuvo un diálogo, nunca quiso trabajar con los campamentos, entonces me extrañó que estuviera presente ese día. Fue una estrategia política", sentenció la dirigenta.

Campamentos en Temuco (Foto referencial).Corte de apelaciones deja sin efecto decreto de desalojo de campamento en Temuco
No hay mas cupos en el campamentoVecinos de tomas firman compromiso de abandonar terrenos a cambio de viviendas

Te puede interesar