El éxito de un futbolista

Deportes 04 de noviembre de 2020 Por Equipo AraucaniaDiario
Nano Barría, Máster en Gestión Deportiva y Negocios de Administración del Futbol, Johan Cruyff. 
Nano Barría
Nano Barría

Es común ver en ediciones periodísticas que jugadores de fútbol son sorprendidos en actividades no deportivas, a altas horas de la noche o sindicados como parte de la farándula local. Lamentablemente, ello tiene una repercusión directa con el rendimiento deportivo del jugador en cancha.

Que un jugador estaba como ausente o estaba en otra es un comentario recurrente en el periodismo deportivo y no me refiero solo al tema farándula, sino a situaciones comunes en los partidos, pérdida de tiros de los doce pasos, perdida de partidos en el último minuto, reacciones violentas, expulsiones, bajas de rendimiento o perder en forma continua en el campeonato. Por lo mismo yo me pregunto: ¿estamos realmente interesados en la parte mental del jugador? 

Una de las formas con las que se puede ayudar a evitar este tipo de comportamientos del jugador es por medio del coaching deportivo, ya que este es un problema que está vigente en la mayoría de los clubes deportivos de futbol profesional.

En Norte América, Mexico y Europa están trabajando fuertemente en como buscar una fórmula o método que permita paliar o evitar estas actitudes personales de algunos deportistas profesionales. Por ejemplo, el club América de México tiene un departamento de entrenamiento mental liderado por el Coach Marcelo Schejtman y el año 2010 comenzaron con un plan piloto para la sub 17 y después extensivo al primer equipo.

Según Schejtman, todo futbolista está jugando dos juegos: el interno y el externo, donde el externo es el fútbol, los campeonatos, la temporada y para ello se preparan de la mejor forma para tener los éxitos esperados, pero todo al fin, no es más que la consecuencia de la calidad del juego interno, es decir, la parte mental de cada uno.

El juego interno es la gestión de las creencias y emociones, la relación con los compañeros, la comunicación. Todo lo que el jugador mejore en la parte mental, también lo hará en su forma de jugar y por lo mismo es importante que el club comprenda que cuando más temprano se comience a trabajar, el resultado será mejor.

El Club América comienza a trabajar el Coaching deportivo desde los 12 años de edad, es un proceso y es primordial que el jugador quiera evolucionar.

Me pregunto en nuestro país cuántos clubs tienen un departamento o una persona dedicada en un ciento por ciento a ver este tema o si al menos se preocupan, siendo ello de gran importancia para el éxito deportivo.

En el fútbol como en cualquier deporte se necesita más que talento, se requiere capacidad mental para desarrollarse al máximo en cada partido o evento. El coaching deportivo no es un gasto, es una inversión.

Con la cabeza se pueden marcar muchos goles. Ganar o perder es siempre una cuestión de cabeza (Mental)”(Rafi Srebro; Joaquín Dosil). 

Te puede interesar