Sólo un 46% de los alumnos quedó en el primer colegio que escogió en el SAE

La Región 01 de noviembre de 2019 Por
Por segundo año funciona en La Araucanía el nuevo Sistema de Admisión Escolar de la ley de Inclusión. En la región Metropolitana y luego de que su debut se atrasara un año, también debió ser la manera que los apoderados postularan a un cupo en el establecimiento de su preferencia. A nivel nacional sólo un 36% logró una vacante donde quería.
Sorteo de cupos en SAE - imagen referencial
Sorteo de cupos en SAE - imagen referencial

El Sistema de Admisión Escolar SAE o como lo llamaron tempranamente los padres, "La Tombolita", debido al sorteo que se lleva a cabo a través de un "algoritmo" computacional, funcionó por segunda vez en La Araucanía y aunque pocos padres lo saben, esta vez el resultado fue peor. A diferencia del año pasado, un 20% menos de niños quedó en el primer colegio de su elección. Algo que a juicio de los más interesados, será un verdadero drama para los papá y mamás en la región. Ya en marzo de este año habían cientos de niños sin colegio debido a este nuevo sistema.

Así lo confirmó Ingrid Bohn, presidenta regional de la Confederación Nacional de Padres y Apoderados de Chile, entidad que se formó en 2011 y que en 2014 logró sacar a la calle en todo Chile a miles de padres, profesores y alumnos en contra de la ley de Inclusión. Si bien es cierto varios artículos de la mentada ley fueron cambiados, este no y la llamada "Tombolita" de igual manera funcionó.

"El problema es que lo que hay adentro de esa rueda que gira no son simples números o premios, son nuestros hijos y eso a los que hicieron esta mala ley no les importó. Jugaron y siguen jugando con los sueños y esperanzas de la clase media, ya que la educación es lo único que tenemos y le podemos dejar a nuestros hijos", dijo Ingrid Bohn. 

Y es que el "algoritmo" o la fórmula del Sistema de Admisión Escolar sólo debe funcionar cuando en un colegio hay más postulantes que cupos y ahí se realiza un sorteo virtual, donde algunos tienen cierta preferencia (hijos de funcionarios, quienes tengan hermanos en el establecimiento o ex alumnos), pero donde no existe certeza si el postulante pueda quedar o no en el establecimiento que escogió. Por eso se incentiva a los padres a que postulen a más de una opción, ya que así, si no queda en su primera opción, va al sorteo en el segundo o tercer colegio que marcó en su postulación, si hay menos cupos disponibles. Pero lo que pasa después no es mejor.

"Si un alumno no "gana" esta verdadera ruleta o rifa en ninguna de sus elecciones, algo que bien se puede dar, entonces el sistema lo deja en el establecimiento que esté más cerca de su casa y que tenga cupo. Lamentablemente, muchas veces esa escuela puede ser municipal o incluso rural", puntualizó la presidenta de la Confepa.

Pero como el proceso recién comienza, aún está por verse el proceso final, donde es de esperar que no suceda como la última vez, donde hermanos de una misma familia fueron dejados a kilómetros de distancia o donde incluso, algunos papás tuvieron que llevar al trabajo a sus niños por no tener donde estudiar.

Escuela rural - Imagen ReferencialNiño de 4 años es obligado a asistir a escuela rural en otra comuna y a 25 kilómetros de su casa
Kilometraje Oscar Moenne - Loccoz200 kilómetros diarios debe manejar un papá para llevar a sus hijos a dos colegios distintos en Pitrufquén




Te puede interesar