Niño de 4 años es obligado a asistir a escuela rural en otra comuna y a 25 kilómetros de su casa

La Región 15 de abril de 2019 Por
De acuerdo al nuevo sistema de admisión escolar el pequeño no quedó en los colegios a los cuales postuló y ahora no existe cupo en ninguno de la comuna. La opción es pagar más de 100 mil pesos en jardines particulares. Por lo mismo, el niño está sin asistir al colegio, como el caso de los 287 alumnos que aún no tienen colegio en La Araucanía.
Escuela rural - Imagen Referencial
Escuela rural - Imagen Referencial

El rotundo fracaso del nuevo Sistema de Selección Escolar o la "Tombolita" como lo llamaron tempranamente los papás, se ve reflejado en la historia de 287 familias que aún no logran que sus hijos vayan a clases, ya que no quedaron en el colegio que querían y a la vez, el "sistema" los dejó incluso en otras comunas o en sectores a los cuales les es imposible llegar. El caso del pequeño Sebastián Ruiz, de tan sólo cuatro años, es impactante.

Nimsi Alarcón, de 29 años, madre de Sebastián cuenta que han sufrido bastante y que se vieron obligados a postular como todos, a través del nuevo sistema del ministerio de Educación. Que postularon a su pequeño hijo a los dos colegios que les interesaba y que no quedó, que luego volvieron a postular en el segundo proceso que se abrió, pero que tampoco quedó donde querían y ahí comenzó el problema. 

"Finalmente no quedó en ninguno de esos pero se le designa un colegio que queda a 22 kilómetros Pucón, de hecho corresponde a la comuna de Villarrica. Ahí no llegan ni buses interurbanos y es una escuela rural al interior de un camino. En nuestra situación es complejo. Imagínate llega a pasar algo. Los niños son chicos, pueden tener un accidente, entonces, de Pucón hasta llegar allá son casi 25 minutos", contó la mamá del pequeño Sebastián.

Nimsi recurrió a las autoridades, pero no ha pasado nada. "Hasta ahora, mi hijo solo se ha mantenido en listas de esperas y esto no ha avanzado porque nos han dicho que un apoderado debe sacar a su hijo para generar un cupo. Me dijeron también que han hecho sobrecupos, pero yo todavía no tengo solución", dice la mamá, que agrega que esto ha sido una pesadilla.

"He llorado mucho, fueron meses porque era una situación que se escapaba de las manos porque ahora no es uno quien decide, es un sistema. Fui al Mineduc, me dijeron que a nivel de prekínder en Pucón habían ocho casos similares. Hasta el minuto, mi hijo todavía está en la casa. Él ya está en edad de compartir e integrarlo a la vida estudiantil", dijo decepcionada Nimsi.

Para ella la única posibilidad ahora es matricularlo a un jardín particular, dnde cobran entre 150 a 165 mil pesos mensuales, lo que no tiene, ya que trabaja junto a su pareja en el turismo y en esta fecha, cuanta que casi no hay trabajo. Por lo mismo, sólo podrá mandarlo a un "afterschool", ya que sale más barato, alrededor de 100 mil pesos. "Esto es horrible, se empuja a que lleguemos a esto. Pucón es una ciudad muy linda, una de las pocas ciudades que se trabaja con turismo pero estas fechas son muy lentas. Nosotros trabajamos en turismo y eso se complica bastante", dice Nimsi y cuenta que han ido al menos cuatro colegios diferentes, y en cada uno de ellos, les han mencionado que existe sobrecupo. 

Un sistema nefasto

Al seremi de Educación, Juan Luis Salinas no le gusta el modelo, es más, cree que es un sistema "nefasto", pero le ha tocado implementarlo y buscar solución a las cientos de familias que quedaron sin colegio. La ley de Inclusión, presentada en el segundo gobierno de la presidenta Michele Bachelet obliga a que los cupos para ingresar a estudiar sean distribuidos a través de una "plataforma", algo que no va con las ideas del actual gobierno, pero que tuvieron que heredar.

"Es tremendamente preocupante. Estos estudiantes están retrasando sus procesos de aprendizaje y seguramente podrán tener alguna dificultad para alcanzar el nivel de sus compañeros o los cursos de los estudiantes. Por eso tenemos a los equipos de cabeza buscando soluciones a las familias. Es un trabajo arduo, desgastador pero lo hemos recibido con mucha responsabilidad. Es un sistema nefasto", dijo el seremi de Educación en La Araucanía.

Y explica que vacantes hay, de sobra, principalmente en los sectores rurales, pero que no es un problema de cupos, si no del colegio que quieren los padres para sus hijos. 

"Yo le puedo decir a un papá, por ejemplo "acá tenemos cinco vacantes" pero el papá dice "este no me interesa porque no me satisface", lo cual es muy entendible. Por eso hemos estado insistiendo para devolverle a los padres la facultad de elegir donde quieren que estudien sus hijos", dijo el seremi, quien además explicó que han estado contactándose con las familias para orientarlas y apoyarlas en la búsqueda un establecimiento educacional que tenga los cupos necesarios y que satisfaga sus expectativas.

En la región existen 287 casos de niños que aún no pueden ingresar a estudiar y eso que el sistema aún no comienza en pleno (este año solo debieron someterse al sorteo en Prekinder, Kinder, Primero y séptimo Básico y Primero Medio). De estos casos sin estudiar 187 son de Prekinder, 33 de kinder, 11 de primero básico11 de séptimo y 45 de primero medio. Sin embargo, existen 23.105 cupos disponibles, pero en establecimientos que los padres no quieren, principalmente en el sector municipalizado.

Captura de pantalla 2019-03-05 a la(s) 11.30.07A una semana del inicio de clases más de mil estudiantes aún no se matriculaban: culpan al SAE
Joselyn y sus hijitasMadre de niña discriminada en colegio de Labranza: El sistema de admisión escolar es pésimo

Te puede interesar