Confirman prisión preventiva de imputado por femicidio frustrado cuya pareja pidió ayuda por teléfono

La Región 07 de febrero de 2020 Por
La Corte de Apelaciones de Temuco confirmó el miércoles recién pasado la prisión preventiva de Agustín Antonio Fuentealba Sánchez, imputado por el Ministerio Público como autor del delito frustrado de femicidio de su cónyuge, ilícito que habría perpetrado el 28 de enero pasado, día en que la víctima llamó al 133 de Carabineros simulando pedir una pizza.
Apelacion femicidio frustrado 5 febrero
Corte de Apelaciones de Temuco

En fallo unánime, la Primera Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Cecilia Aravena, Federico Gutiérrez, y el abogado integrante José Martínez– confirmó la resolución impugnada, dictada el pasado 28 de enero por el Juzgado de Garantía de Temuco, tras compartir el razonamiento del tribunal del grado que consideró que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la víctima.

“En cuanto a las alegaciones de la defensa para justificar la revocación de la prisión preventiva, ésta ataca la calificación jurídica de los hechos materia de la investigación, que el Ministerio Público estima son constitutivos de femicidio frustrado", sostiene el fallo.

El relato de los hechos

Según el persecutor, "alrededor de las 10 horas del domingo 26 de enero de 2020, mientras permanecían en su domicilio, la víctima I.N.M. se preparaba para asistir a un culto religioso, sorprendiendo a su cónyuge, Agustín Antonio Fuentealba Sánchez, mirando videos pornográficos, procediendo a reprenderlo verbalmente. En dicho contexto, el imputado agredió a su cónyuge, empujando y presionándola con su cuerpo sobre la cama para posteriormente ahocarla con sus manos. Asimismo, el agresor rompió un cuadro y usó un trozo del vidrio roto para atacar a su esposa, causándole lesiones en las manos. Posteriormente, Fuentealba roció colonia en la cabeza, cuello y tronco de la víctima y le prendió fuego con un encendedor. Al observar que se quemaba, procedió a abrazarla para apagar las llamas. La víctima, posterior al ataque realizó un llamado al número 133 de Carabineros, fingiendo comprar una pizza con despacho a domicilio, lo que facilitó su rescate y asistencia de personal policial", detalla.

La corte de Temuco por tanto concluyó que se confirma la resolución apelada, con fecha 28 de enero de 2020, que decretó "prisión preventiva" para el imputado. A consecuencias de la agresión, la víctima resultó con quemaduras en cuero cabelludo, lesiones en el cuello, magulladuras y la fractura del dedo medio de la mano izquierda.

carabienros salvaMujer simuló pedir una pizza y fue salvada de los golpes por Carabineros

Te puede interesar