Organizaciones denuncian a la Conaf por saltarse proceso ambiental en Monumento Nacional Cerro Ñielol

La Región 23 de abril de 2020 Por Equipo AraucaniaDiario
La propia organización de gobierno encargada de cuidar los parques nacionales, su flora y su fauna, no se sometió a las normas nacionales e internacionales que obligan a pasar por un proceso de impacto ambiental, cuando se realicen obras en áreas protegidas como ésta. Las alarmas saltaron el año pasado, cuando se comenzó a insinuar la construcción de nuevos senderos, edificios e incluso, un proyecto de teleférico a la cumbre del cerro. Todas obras que dañarían gravemente la diversidad presente en este monumento natural.
Cerro Ñielol
Cerro Ñielol

Cuando a comienzos de octubre del año pasado, AraucaniaDiario informó en exclusiva el rechazo de la comunidad a las obras que se anunciaban en el cerro Ñielol por parte del seremi de Economía, o al anteproyecto del Minvu que incluía un teleférico a la cima, nada había a la vista de manera formal y cuando consultamos, la autoridad regional de Corporación Nacional Forestal Conaf Julio Figueroa, declinó referirse al tema. Sin embargo, hoy ya se empiezan a concretar las amenazas al monumento natural y a su diversidad.

El cerro Ñielol fue creado como Parque Nacional el 20 de marzo de 1939, por Decreto Supremo nº 504 del Ministerio de Tierras y Colonización, y ha sufrido posteriores modificaciones, por causa de diferentes decretos. Según la Conaf, la unidad destaca por la protección de las especies de fauna como la chilla, aguilucho de cola rojiza, culebra cola corta y sapito cuatro ojos. En lo que a flora se refiere, están las especies arbóreas huillipatagua, lleuque y peumo. Al ser un área protegida, cualquier intervención debe pasar por el sistema de evaluación ambiental. 

Cerro Ñielol Temuco
Por otra parte, entre los objetivos planteados en la misión de la Conaf, están: "la mitigación y adaptación de los efectos del cambio climático; la fiscalización de la legislación forestal y ambiental; y la protección de los recursos vegetacionales y la administración de las Áreas Silvestres Protegidas del Estado, para las actuales y futuras generaciones". Al menos eso dice en su sitio web institucional y eso es lo que exigen a cada particular al momento de ingresar a un parque nacional, realizar obras cerca de uno o al realizar una explotación forestal.

Sin embargo, pareciera que cuando ellos son los que debieran pedir autorización y cumplir con la ley, actúan como juez y parte, y a la vez, rehuyen someterse a la legislación ambiental.

Organizaciones civiles

Así y a raíz de la denuncia realizada a través de este medio, distintas organizaciones civiles se reunieron y se coordinaron en torno a la la Red por la Defensa del Monumento Natural Cerro Ñielol, las que incluyen a Greenpeace, RADA, la ONG Verde Urbano y a varios particulares. Y su trabajo ya está rindiendo frutos.

Este martes 21 de abril ingresaron una denuncia ante la SuperIntendencia de Medio Ambiente contra la Corporación Nacional Forestal CONAF región de la Araucanía, por no consultar al Servicio de Evaluación Ambiental SEA, la pertinencia de ingresar al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental el proyecto “Reposición integral de infraestructura administrativa y de uso público del Monumento Natural Cerro Ñielol” de 2019.

Cerro Ñielol CONAF
Este proyecto de intervención del Monumento Natural Cerro Ñielol, pretende ampliar todas las superficies construidas del Cerro, así como las superficies de circulación vehicular, crear 2 nuevos sitios de uso público y la construcción de nuevas instalaciones en el sector Los Robles, el cual actualmente no cuenta con superficies construidas.

"La Ley de Bases de Medio Ambiental y su reglamento el DS40 señalan expresamente que cualquier intervención en un área silvestre protegida del Estado, no solo debe ingresar a evaluación de impacto ambiental en cualquiera de sus etapas, sino que debe hacerlo a través de un Estudio de Impacto Ambiental", dicen desde la Red por la Defensa del Monumento Natural Cerro Ñielol. 

Sin embargo, cuando el año 2018 la Conaf consultó al SEA la pertinencia de ingresar a evaluación ambiental este proyecto, este organismo contestó que no sería necesaria dicha evaluación, a pesar de lo establecido por la normativa vigente. Pero no todo está definido, ya que a Corporación Nacional Forestal incorporó en 2019 nuevas áreas a intervenir, como son 1.485 metros más a intervenir en senderos, lo que la obligaría a consultar nuevamente al SEA y esta vez, la sociedad civil ya está organizada.

Exigimos que este proyecto ingrese al SEIA. Hay cierta infraestructura a mejorar, sobretodo la que tiene que ver con la dignidad laboral de los guardaparques. Sin embargo, la reposición de infraestructura es proyectada principalmente para aumentar la capacidad de visitas anuales al Monumento Natural", señaló Angélica Lezano de la ONG Verde Urbano.

Según Lezano hoy esta capacidad es de 366.145 visitas anuales y con este proyecto se espera poder acoger a 1.656.762 visitantes al año; 4.5 veces más de la capacidad actual, resultando una enorme presión sobre el ecosistema del Ñielol.

En tanto Alejandra Parra de la Red de Acción por los Derechos Ambientales fue enfática al decir: “es casi insólito que la Conaf intente baipasear la Ley de Bases de Medio Ambiente con un proyecto de intervención de un Área Silvestre Protegida del Estado que se encuentra, como todas las ASPE bajo su tutela".

"Como Greenpeace fomentamos la democracia activa y la participación ciudadana en la denuncia de los crímenes que se cometen en contra del medio ambiente, es por ello que, en instancias como estas nos unimos junto a la Red en Defensa del Cerro Ñielol en la denuncia, entendiendo el rol que debiese tener CONAF como un ente protector de nuestro patrimonio natural, el cual no se está cumpliendo", dijo por su parte Catalina Villagra, de Greenpeace.

Para la organización, de continuar la degradación de este monumento natural, podría terminar transformándose solo en un parque urbano, perdiendo su calidad de Área Silvestre Protegida del Estado que permite la conservación de biodiversidad nativa representativa de la zona.

Te puede interesar