BancoEstado exige "mantener al día obligaciones financieras" mientras se evalúa crédito Covid

La Región 07 de junio de 2020 Por Equipo AraucaniaDiario
El mensaje fue entregado a un cliente que presentó la solicitud con todas sus deudas al día hasta octubre de 2019, cuando comenzaron los problemas producto del llamado "estallido social". Sin embargo, desde esta fecha en adelante tiene morosidades, algo que según el gobierno no sería problema o impedimento para recibir este beneficio que busca ayudar a mantenerse en este tiempo sin cerrar. El mensaje fue recibido durante la administración del recién renunciado Arturo Tagle.
Mensaje BancoEstado
Mensaje BancoEstado

"Las empresas hoy necesitan liquidez, sobretodo las pequeñas, medianas y microempresas. Necesitan plata para poder llegar a fin de mes, para poder pagar sueldos, cuentas de proveedores, arriendos, suministros y otros. Para poder cubrir esa necesidad, es que estamos haciendo una capitalización de tres mil millones de dólares al Fogape", dijo con gran conocimiento de lo que estaba pasando el ministro de Economía, Lucas Palacios, a fines de abril de este año.

¿Qué es el Fogape?, el mismo ministro explicó que es un fondo de garantía para pequeños empresarios, que tiene el fin de que los bancos le entreguen crédito a esas empresas y el Estado garantice hasta el 85% de ese préstamo. Es decir, en caso de que el cliente al que se le da el crédito no pague, es el fisco quien le responde al banco en lugar del pequeño empresario, si finalmente no es capaz de pagar.

Ahora, según la ley a través de la cual se extendió esta ayuda a las Pymes, la principal condición que deben cumplir para ser sujetos de este beneficio, es que sus deudas o morosidades, no sean anteriores a octubre de 2019, cuando comenzó el llamado "estallido social", que dejó a miles de comerciantes y pequeños empresarios, sin siquiera poder abrir sus negocios o vender sus productos de manera normal.

Respuesta de BancoEstado

Juan Luis es cliente de BancoEstado desde hace poco más de un año y en su negocio, ubicado en el centro de Temuco, desde el 20 de octubre del año pasado, no vendió más. Cuenta que recién a fines de diciembre la cosa se compuso un poco, pero que luego vino el verano y todo se volvió a calmar. "Por eso todos estábamos esperando que llegara marzo, ya que ahí todo se iba a arreglar", dice el comerciante.

Sin embargo, cuando llegó marzo, la bonanza no alcanzó a durar dos semanas y la ciudad se cerró. Primero se cerraron los colegios y luego, vino la cuarentena y los cordones sanitarios, pero en la práctica, comenzó el desempleo, las ventas bajaron casi a cero y los que pudieron, comenzaron a ahorrar, en lugar de gastar. Tal realidad la confirmó el Imacec de abril que cayó 14,1% en comparación con igual mes del año anterior.

Por lo mismo, el cliente de BancoEstado postuló a través de la página del banco al crédito Covid, que prometía entregarle a un 0% de interés, hasta tres veces su facturación, de manera que como dijo el ministro Palacios, pudiera "pagar sueldos, cuentas de proveedores, arriendos, suministros y otros".

No obstante, la realidad es otra: lleva esperando más de un mes la respuesta a su solicitud y mientras tanto, el propio BancoEstado le exige "estar al día" en lo que se sabe, no lo estará, pago de las obligaciones financieras que desde octubre del año pasado no ha podido cancelar, por priorizar a sus trabajadores.

"Uno tiene que elegir: o despide a sus trabajadores, o deja de pagarle al banco. Entonces, en situaciones como esta, si uno aperra con su gente, al final cae en morosidad ...", cuenta el pequeño empresario.

Así y mientras espera una respuesta del banco, que según él debiera ser el primero en ayudar a la gente en momentos como este, no puede seguir pagando sus créditos y por supuesto, tiene Dicom. Por lo mismo, ya no tiene mucha fe de que le salga. "La verdad es que uno pierde las esperanzas, siempre la ayuda es para los más grandes o para los que tienen, pero para uno, nada", dijo el comerciante de calle Aldunate.

Presidente de BancoEstado

Fue en este escenario -que no se vivía en el país desde hace casi 100 años-, que el Presidente de la República Sebastián Piñera, le pidió la renuncia a Arturo Tagle, el presidente de BancoEstado (le avisaron que tenía que dejar su cargo poco antes de la ceremonia). Una medida adecuada y aplaudida, si lo que el banquero quería era -por sobre el interés de la gente-, cuidar los intereses de la banca y "ser un buen banquero".

Y claro, si es el banco estatal el que "marca la pauta" de los otros bancos, el cuidado que ha puesto en entregar los créditos Covid, podría ser imitado por el resto de los bancos; algo que ya había sido advertido por el ministro de Economía en mayo pasado, cuando dijo que los bancos comenzaron prestándole plata a quien menos lo necesitaba. "... es decir, a los que están en una situación más compleja y difícil le están haciendo también más difícil la entrega de los créditos", y agregó: “algunos bancos estaban eligiendo filete pero no prestan atención a la sobrecostilla”.

Esta lentitud y lo reacio que habría estado BancoEstado a entregar los créditos a las pymes y a los pequeños empresarios "riesgosos", habrían sellado el destino del también ex gerente general del Banco de Chile y experimentado banquero, Arturo Tagle. Ahora, las esperanzas están puestas en el ex ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichel.

Te puede interesar