Greenpeace Chile rechaza planta de incineración de basura WTE en Lautaro

La Región 26 de abril de 2019 Por
La ONG internacional felicitó la gran movilización de la comunidad local encabezada por su alcalde Raúl Schfferli y explica además que la planta sí contaminará. Ante el nuevo plazo solicitado por la empresa declara que no se debe autorizar ningún tipo de instalación de estas características en la región.
Mauricio Ceballos, Vocero Greenpeace Chile
Mauricio Ceballos, Vocero Greenpeace Chile

Luego del informe consolidado que hicieron los servicios públicos, para la instalación de la planta incineradora de basura WTE (waste to energy) en la ciudad de Lautaro y las más de 3 mil observaciones que recibió, la empresa debió realizar un monitoreo anual de calidad del aire, cuyas mediciones debían estar listas a fines de marzo pasado.

A raíz de estas exigencias y luego de que solicitaran 18 meses para evaluar los resultados, el Servicio de Evaluación Ambiental SEA resolvió otorgarles sólo 6 meses más para dar respuesta y no obstante los argumentos que utilicen, la comunidad continúa rechazando su instalación dentro de los límites de la comuna de Lautaro. Así lo reiteró su alcalde Raúl Schifferli y lo respaldó también Greenpeace Chile.

"Es muy importante constatar cómo la comunidad de Lautaro, encabezada por su alcalde, se ha movilizado para detener este intento, que tiene que impedirse en cualquier punto de Chile. Instalar una incineradora va a significar un daño enorme para el medio ambiente", dijo Mauricio Ceballos, vocero de Greenpeace Chile.

Quién volvió a referirse al proyecto y a rechazar la planta fue el mismo alcalde Raúl Schifferli. "Vamos a seguir trabajando para que nuestra comuna jamás reciba la basura de Temuco. Vamos a ir en contra siempre porque no hay dobles discursos y es que la basura no la dejaremos acá y punto", declaró el alcalde de Lautaro.

Y es que la planta y sus residuos no son tan inofensivos como prometen sus promotores. "Los efectos de estas plantas de incineración son muy graves sobre el medio ambiente, sobre todo en materia de contaminación atmosférica, por las cenizas que se generan del proceso de quema de basura, ya que si bien existen filtros que tratan de detener este tipo de partículas, las que son más pequeñas y que por eso son más dañinas -porque pueden llegar dentro del organismo humano y animal- son las que no logran ser evitadas por este tipo de filtros", contó el vocero de Greenpeace Chile. 

"Entre estas partículas encontramos metales pesados, pero lo más preocupante es la presencia de dioxinas y furanos, que son contaminantes orgánicos persistentes que son muy, muy tóxicos y que generan mucho daño en las personas que tienen contacto con estas partículas", explicó el ambientalista respecto de los residuos que no pueden detener los filtros de la planta WTE.

Ampliación de plazo para responder observaciones

El SEA Araucanía resolvió entregar sólo 6 meses más de tiempo a la empresa y aunque aún pueden apelar al plazo otorgado, la respuesta de la comunidad continúa siendo la misma. "La noticia de la ampliación de tiempo que está solicitando la empresa WTE para responder a las miles de observaciones ciudadanas que se hicieron por el proyecto incinerador, son una muestra de que es imposible que esta empresa pueda dar cuenta de que va a realizar una actividad sustentable en la zona, eso es completamente falso", dijo Ceballos y reiteró lo importante de la movilización ciudadana que se generó para rechazar este tipo de proyectos, que no se deben instalar ni en Lautaro, ni en Temuco. 

"Esta planta de incineración no puede ser instalada ni en ningún lugar de la región de La Araucanía, ni en ningún lugar de Chile", sentenció Mauricio Ceballos de Greenpeace Chile.  

Planta Incineradora SON REUS EspanaAlcalde advierte a WTE que debe dar un paso al lado y olvidarse de Lautaro

Te puede interesar