Fiscalía regional cuestiona labor de periodistas que tuvieron contacto profesional con Héctor Llaitul

El fiscal regional Roberto Garrido dijo que "hay algunas conductas que podrían generar sospecha en cuanto al comportamiento de los periodistas" que hablaron con Llaitul.

La Región 22/03/2024 Equipo AraucaniaDiario Equipo AraucaniaDiario
Fiscal Garrido
Fiscal Garrido

El trabajo para que una fuente periodística logre confiar en el profesional que lo entrevista o para que le entregue información es difícil. Son semanas, sino meses de conversar, establecer lazos y una conexión que le asegure al entrevistado, que por hablar o dar información, no saldrá perjudicado. Sino, no lo haría.

Así, varios periodistas, de la talla de Mónica González, han conversado con Héctor Llaitul, se han ganado su confianza, luego han llegado a entrevistarlo -en secreto- y después de la conversación, nunca han revelado ni su domicilio, ni como llegar al lugar donde se encontraron y luego lo entrevistaron. Tampoco a Mónica González la siguieron, le intervinieron su teléfono -que sepamos- ni le allanaron el domicilio.

Sin embargo ayer el fiscal regional Roberto Garrido y su equipo, en el juicio oral contra el vocero de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), dio a conocer una serie de audios que se atribuyen a Héctor Llaitul -sin que esté comprobado que sea él o que se haya informado que fuesen periciados para determinar la identidad de quién habla-, encontrados en un celular que se le incautó al momento de detenerlo y donde habría una supuesta conversación entre Llaitul y una periodista. Así lo informó ayer Mega Noticias, información que reproducimos.

En tal diálogo la periodista, quien trabajaría hoy para el delegado presidencial José Montalva, le aseguraría a Llaitul -si efectivamente fueran ellos- que ella no lo traicionaría, lo que Llaitul le cuestionaría, dada toda la información que le ha entregado como periodista. 

"Yo confié tanto en usted que le entregué información clave que usted pudo guardar, es decir, tiene material con lo cual me podrían joder los chanchos. Usted no me perjudica cierto?", dice el supuesto mensaje de Llaitul a la mujer.

"Héctor, te lo repito una y mil veces, yo no voy a decir ni a declarar nada que te perjudique, una porque a pesar de que dijiste que soy una mala persona, yo soy leal y si confiaste, yo debo lealtad ...", le respondería la supuesta periodista.

En todo caso, el diálogo justamente daría cuenta de la confianza que debe establecer un comunicador social con sus fuentes, en el ejercicio de su profesión, para trabajar e informar a la sociedad.

Sospecha sobre periodistas

"Hay algunas conductas que podrían generar sospecha en cuanto al comportamiento de los periodistas, que son interlocutores de él, si están dentro del ámbito del ejercicio profesional o bien si sobrepasan el mismo", dijo el fiscal regional Roberto Garrido, cuestionando el trabajo periodístico y otorgándose la facultad para evaluar qué estaría bien y donde un periodista estaría actuando "fuera de sus límites periodísticos", según su propio criterio.

Si estamos frente a un nuevo ataque contra la libertad de prensa está por verse y dependerá del uso que le quiera dar Garrido al diálogo que "soltó" ayer, no obstante ya haber puesto en tela de juicio -sin imputar- el comportamiento de la o los periodistas a quien señala.

AraucaniaDiario solidariza con la periodista mencionada y si es necesario recurrirá ante la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), para proteger sus derechos y nuestro oficio, de un intento más de controlar la labor informativa de los medios de comunicación.

Hector Llaitul declara esposadoEsposado parte su juicio oral Héctor Llaitul
Diputados Karen Medina y Stephan SchubertParlamentarios presionan para que se condene a Héctor Llaitul
Te puede interesar
Servel Araucania

A la cárcel puede ir quien declare un domicilio falso para votar

Equipo AraucaniaDiario
La Región 04/03/2024

Hasta con 50 días de cárcel puede ser condenado quien se cambie de domicilio sólo para apoyar a un candidato. Quien pague u organice votantes para que se cambien de domicilio electoral, hasta 100 días de cárcel e inhabilidad perpetua para ejercer cargos y oficios públicos.

Lo más visto