Chivo expiatorio

Vicente Painel Seguel, investigador, profesor y licenciado en Filosofía de la Universidad de Chile y magíster en Historia.

Opinión 15/04/2024 Equipo AraucaniaDiario Equipo AraucaniaDiario
Vicente Painel
Vicente Painel

Los chivos son oriundos de Libia, aparecen siendo ofrendados en la Biblia y otros textos sagrados.

¿Qué vio el hombre en este animalito, encaramado por vértices imposibles de los montes …? Lo desconozco, quizás la completa inocencia ante la muerte … Desde los principios de desplazamiento y proyección con Sigmund Freud, la Psicología a utilizado este ritual como metáfora del hecho que ante la “hecatombe” siempre se le echará la culpa a un grupo, fenómeno que se puede hundir hasta las relaciones interpersonales.

En el fondo, parece haber una mediocridad esencial, respecto a aquello que no se quiere reconocer … una sublimación de cierta tendencia biológica del ser humano a ocultar sus heces.

Lo cierto es que es mucho más fácil echarle la culpa a alguien que reconocer las fallas. Ante la derrota avasalladora, la relación en vez de proyectar un nuevo duelo, evaluar, hacer un repaso de los errores comunicacionales, lo más “natural” es buscar un grupo dentro del grupo general derrotado, para culpabilizarlo. Estos grupos culturales, minorías étnicas o religiosas son castigadas y estigmatizadas para aliviar el sentimiento de derrota en la mayoría, el hedor no puede ser reconocido. 

Por supuesto, la objetividad tiene un rango menor, por ejemplo: en la 2da vuelta el Presidente Gabriel Boric fue electo alrededor de 4.600.000  votos, luego en la derrota del 4 de Septiembre, el Apruebo sacó 4.859.103, es decir se sacaron 300 mil votos más; en la Araucanía el Presidente Boric en segunda vuelta sacó 184.417 y el Apruebo 192.263 , es decir 8 mil votos más. Estos datos no importaron, claro, siempre habrá grupúsculos dentro de los derrotados que les convendrá la derrota, no dudaran en ese clima, en tachar de todo malo, para erigirse como salvadores. Más el fenómeno de inconsciente colectivo general de la derrota, es que hay que buscar culpable.

Así tampoco importó los 100 mil votos de papeleta verde en la Araucanía cuando la elección del Consejo Constitucional, o que se estuvo a punto de lograr a nivel nacional los dos candidatos indígenas; o que el Partido Comunista hubiese sacado la votación más grande de su historia, también pasó invisible. La estrepitosa derrota general de las izquierdas eclipsó la objetividad y sus componentes; la evaluación se hace innecesaria, pues primero que nada hay que culpar a alguien… Y los mapuche somos minoría étnica. 

Entonces, si se comparan los 100 y tantos casos de armas ilegales y explosivos registrados en la Comuna de Ercilla el año 2023, con los más de 1000 casos del mismo tipo registrados en la comuna de Florida, y se pregunta por qué no mejor los militares buscan terroristas separatistas en la Florida en vez de Ercilla, la respuesta de los expertos “tipo matinales”, es que obviamente no son comparables por la cantidad de habitantes. Por supuesto, no sirve comparar con una comuna equivalente con Ercilla en población como San José de Maipo, en que ¡oh casualidad! hay prácticamente la misma cantidad de delitos bajo la tipificación, pero a nadie se le ocurriría pensar que hay terroristas separatistas en San José del Maipo.

Como antes dijimos, la objetividad parece no importar mucho cuando transcurre el fenómeno chivo expiatorio y estigmatización; es decir, es más probable que parezca insólito y altamente cuestionable a la autoridad, que existan drones molestando a familias ligadas a algún activista social a las 2 AM o 3 AM todas las noches en San José de Maipo, pero a nadie parece importarle si eso ocurre en Ercilla, esta naturalizado. 

Así funciona la estigmatización. El grupo mayoritario buscará motivos de distinción en su seno, manipulará a las franjas más atrasadas, menos educadas y más pobres, como grupo de choque cotidiano para acosar a la minoría étnica o religiosa, o de extranjeros... Y así el pobre encuentra alivio, se dirá a si mismo: “al menos no soy mapuche, o haitiano”, vivenciará la sensación de igualación con la “elite”. Esta sensación es equivalente a la que experimenta al ver telenovelas o matinales, formatos dramáticos que permiten subliminar y conformarse, en una sensación de baja intensidad pero permanente: el alivio de la sensación vencedora aunque haya sido derrotado.

En las relaciones interpersonales se transmutan más o menos los mismos elementos, el sujeto se sujeta en aporía: el otro tiene culpa de mi derrota, aunque el otro incluso haya sido compañero de la contienda. Siempre es más fácil echar la culpa a otros, que autoevaluarse, es lo sensible y complejo. 

A quien toca la condición de chivo expiatorio, minoría por apellido, rasgos físicos, creencias religiosas, o extranjeros, incluidos los extranjeros de su propia tierra, valga la interseccionalidad -vid contradicción de ley de usurpaciones con Convenio 169-. Solo queda optimizar la comunicación, recuperar la confianza gregaria sin temer a la traición, valorar las cicatrices, cultivar los valores propios hasta lograr una moral de la resistencia y una costumbre la dignidad de ser como somos. Es la única opción de “los chivos”. 

El poder político, el poder social, el poder cultural y el poder económico, configuran referentes societales que al estar excluidos o en grados menores, los grupos latentes a volverse chivos expiatorios, reproducen su condición de vulnerabilidad; por supuesto, no hay salida al victimizarse, solo queda la resiliencia y ganar espacios vedados; por ejemplo, sería muy interesante que las elecciones por venir se presentase candidatos mapuche a concejales, alcaldes, cores y gobernadores, y con inteligencia colectiva aplicada se lograse elegir varios, sería un salto adelante en medio del fango, se trata pues, de que se  abran mil flores  -el fango puede ser humus- y hay que pensar más que en la mayoría: en lo universal.

El futuro solo llega cuando se ha encontrado el pasado, el arcano prosigue: Para todos todo, para nosotros la alegre rebeldía, de sembrar.

Te puede interesar
Ricardo Barria Dillems

Aucán Senador

Equipo AraucaniaDiario
Opinión 11/03/2024

Ricardo Barría Dillems, ingeniero comercial, magister en comunicación. Editor de AraucaniaDiario, miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Lo más visto
Senadora Carmen Gloria Aravena

Evópoli: "la senadora Carmen Gloria falta a la verdad"

Equipo AraucaniaDiario
26/05/2024

Mauricio Martínez, presidente del partido en la región, se refirió a los dichos de la parlamentaria de Republicanos y reiteró que Marcela Esparza es la candidata de Chile Vamos en Padre Las Casas.