Escuela rural de Carahue habilita furgones escolares como salas de clases

La Región 01 de junio de 2020 Por Tania Marquez
La idea del colegio particular subvencionado es poder llegar con la educación a todos los niños de los sectores rurales, que viven a más de 15 kilómetros de Carahue y efectivamente, lo hacen.
Aula movil 2

Tras la pandemia, varios estudiantes han visto afectado su aprendizaje, ya sea por la falta manejo por parte de los padres de los contenidos o bien por falta de implementos para desarrollar las clases on line. Es por esta razón que el colegio particular subvencionado "Dream House”, ubicado en el sector rural de Catripulli de la comuna de Carahue, ha desarrollado un proyecto llamado "aula móvil" y donde los furgones escolares se han habilitado como salas de clases y van a las viviendas de los niños a enseñarles.

Se trata de una escuela rural ubicado a 15 kilómetros de Carahue, cuyos docentes evaluaron con los apoderados que habría una importante baja en el cumplimiento del currículum escolar, por lo cual consideraron que era urgente buscar una modalidad, para la cual habilitaron sus vehículos y ahí los docentes acuden donde el alumno, y como una verdadera sala de clases, los estudiantes reciben los conocimientos.

Para ello se le sacó los asientos a los furgones, se compraron insumos sanitizadores, termómetros, alcohol gel, cubre calzado, delantales desechables, útiles escolares, entre otros, para velar por la seguridad de cada niño que se atenderá.

La directora del Colegio Dream House Marisol Araneda, expresó: “este proyecto va ir en ayuda de cada uno de los estudiantes que lo requieran, previo consentimiento y autorización por escrito de sus apoderados, satisfaciendo la necesidad de apoyo pedagógico de nuestros niños y niñas rurales, orientando el correcto desarrollo de las actividades del set de tareas del “Plan Remoto” de manera transversal y en las asignaturas en donde existan interrogantes y/o dudas, además, de dar apoyo emocional a las familias que tanto lo necesitan".

"Nos preocupamos de que nuestras familias tengan todo nuestro apoyo en todas las áreas, así lograremos que los niños aprendan y que las familias sean más felices", agregó Marisol Araneda.

Dentro del aula móvil se implementaron además  recursos educativos que servirán para orientar y retroalimentar las actividades del set de tareas del plan remoto y las evaluaciones formativas, entre ellos pizarra, plumones, notebook, material impreso, mesas, sillas y todo lo que contiene cualquier aula.

Pero además, el personal que llega a las casas cumple una serie de funciones como es asistentes de la educación, un docente, el conductor y educador.

Aula movil
El jefe de UTP del colegio Dream House,  Osmín Flores, aseguró que esta estrategia de Aula Móvil, ha llegado a cambiar la perspectiva de la enseñanza remota (a distancia), en donde la mayor parte de sus estudiantes no pueden acceder a Internet para realizar clases on line y donde las familias no poseen computadores o notebooks para poder desarrollar las actividades o enviar estas por correos electrónicos.

"Estamos en un contexto difícil, en donde nuestros estudiantes no cuentan con la tecnología, más allá de un par de aplicaciones para mantener comunicación con ellos. Nuestras familias necesitan de nosotros como colegio para brindarles apoyo pedagógico- emocional y nosotros estamos felices de poder aportar con nuestro profesionalismo en cada una de las visitas a nuestros queridos estudiantes”, dijo Flores.

Satisfacción de los apoderados

Sobre ello, la apoderada Modesta Caniuñir, aseguró:  “a mí me parece una buena iniciativa, no todos los papás están en condiciones de apoyar a sus hijos en las tareas y me parece una excelente ayuda de parte del colegio para los niños y para los mismos apoderados".

"Tener el apoyo que necesitamos en todo sentido, no sólo para hacer las tareas, sino que también, en el apoyo emocional que algunos niños y papás necesitan. Debemos sacar el mayor provecho de esta iniciativa", dijo la apoderada.

Otra apoderada, Griselda Quirilao, agregó: "me parece una actividad muy buena, porque le ayuda a los chicos a realizar algunas tareas que no sepan y así ellos van aprendiendo más. Con todo esto de la pandemia, no pueden ir al colegio, extrañan a sus compañeros, a sus profesores y esto ayuda a que los niños puedan avanzar mejor en sus tareas y trabajos. Así, que es una iniciativa muy buena".

"Felicito a todos los que trabajan en esto, como siempre lo he dicho y lo sigo repitiendo, estoy orgullosa del colegio que mis hijos pertenecen y que yo igual estuve y orgullosa de cada uno de los que trabajan en el colegio", puntualizó la apoderada.

Te puede interesar