Abogada Bulnes tilda de "misógina" la actitud del defensor de Martín Pradenas

La Región 25 de julio de 2020 Por Yuliana Montiel
La profesional lamentó que el abogado Gaspar Calderón haya responsabilizado de cierta manera, a la víctima de violación por "haberse puesto en una situación de riesgo". Bulnes aseguró además que el juez Gutiérrez manifestó una actitud parcial frente al caso, al sobreseer las acusaciones sin considerar la "debida investigación de las excepciones de prescripción de dos delitos".
Abgoada Mercedes Bulnes.
Abgoada Mercedes Bulnes.

El día de ayer, durante la vista de la apelación a las medidas cautelares para el imputado por violación Martín Pradenas, en el caso de la joven universitaria Antonia Barra, en la Segunda Sala de la Corte de Apelaciones de Temuco, la abogada de la acusación "número 4", Mercedes Bulnes, presentó su intervención asegurando que el juez manifestó una actitud parcial frente al caso, al sobreseer la denuncia formulada por la víctima que representa sin considerar la "debida investigación de las excepciones de prescripción de dos delitos".

"Vulnera directamente la norma del artículo 96 sobre la suspensión de la prescripción, no investigando si el imputado estuvo fuera del país para poder contar con los plazos de prescripción que es una diligencia obvia (...) esto si bien no tiene relación directa con la apelación que nos motiva, si tiene una relación con la actitud del juez en este caso", dijo la abogada.

Del mismo modo lamentó la actitud "misógina" que se ha desatado por parte de la defensa del imputado, el abogado Gaspar Calderón, de culpar a la presunta víctima de violación por "haberse puesto en una situación de riesgo".

"No es el problema del riesgo, el problema es que estando una persona incapacitada para decidir sobre su indemnidad física o sexual, evidentemente es un hecho que agrava la pena y agrava el delito y es una actitud (...) que vemos en los cinco delitos contra el imputado, el mismo procedimiento por parte del imputado, que aprovecha la debilidad o la incapacidad temporal de la víctima y su posición de fuerza para proceder", aseguró Bulnes.

La representante de la víctima que responde a las siglas de F.V.M.O., citó vatios instrumentos legales internacionales como convenciones, que fueron ratificados por Chile y se relacionan con la violencia contra la mujer, donde reafirman que estos delitos constituyen una violación a los Derechos Humanos y a las libertades internacionales, además de ofender la dignidad humana y tratarse de "una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres".

"Se tratan de delitos de gravedad extrema, antecedente que no pueden ser minimizados por la defensa. La ley esta clara respecto a la extrema gravedad", dijo la abogada.

Además agregó que a lo largo de la investigación se ha buscado esconder pruebas, ocultar celulares, borrar fotografías, y minimizar el peligro de fuga que representa el imputado, algo que ha sido minimizado sistemáticamente por quienes defienden al imputado Pradenas.

Bulnes aseguró que los delitos sexuales determinan la vida futura de la mujer. "Nunca una mujer olvida la agresión sexual que se cometió con ella (...) "no se logra volver a vivir después de un atentado sexual", razón por la cual la grevedad que tienen este tipo de delitos.

Los hechos en contra de la víctima que representa Mercedes Bulnes, habrían ocurrido el 24 de noviembre de 2018, en horas de la madrugada. De acuerdo con la acusación fiscal, el imputado, aprovechándose que la víctima se encontraba incapacitada para oponerse producto de su estado de ebriedad, procedió a tomarla fuertemente de sus muñecas, bajándole sus pantalones para posteriormente accederla carnalmente vía vaginal.

En este caso, el defensor de Pradenas, Gaspar Calderón, alegó que la víctima al día siguiente de la "supuesta violación" había ido a tomar la píldora del día después, donde según Calderón habrían informado que ya se le habría suministrado en otra oportunidad.

Ante esto Bulnes discutió el argumento de Calderon, ya que ver la vida sexual de una mujer, con el hecho de aceptar una violación. "Se tratan de delitos de gravedad extrema, antecedente que no pueden ser minimizados por la defensa", dijo la abogada.

Te puede interesar