"Nos dijeron que ellos estaban dispuestos a todo y que, si tiene que correr sangre, va a correr sangre": El testimonio de una víctima de las tomas de campos en la región

La Región 23 de marzo de 2021 Por Yuliana Montiel
Juan Bahamonde fue y continúa siendo una de las tantas víctimas que ha habido en la región por la violencia rural. Aunque ha denunciado en varias oportunidades a las autoridades, cuando estas llegan los invasores se retiran o "esconden" y a las horas vuelven a regresar para hacer ocupación del campo.
Toma de predios (Foto Referencia).
Toma de predios (Foto Referencia).

"Nos dijeron que ellos estaban dispuestos a todo y si tiene que correr sangre, va a correr sangre", con estas palabras, Juan Bahamonde señaló a AraucaníaDiario su crónica de una ocupación anunciada, de la cual fue y continúa siendo víctima, donde ha denunciado en dos oportunidades y las dos veces a quienes él llama "invasores", se han escondido o se han ido antes de la llegada de Carabineros, para posteriormente regresar al predio.

Bahamonde, quien vive en su campo en la Ruta S-191, Kilómetro 1, camino entre Lautaro y Curacautín, relata que desde febrero le llegaron rumores de que se tomarían el campo y quemarían la cosecha. Los rumores se volvieron ciertos cuando el 28 de febrero el campo amaneció marcado y con pancartas alusivas al conflicto mapuche y a la recuperación de la tierra. Como medida de precaución decidió sacar a sus padres del lugar.

Comenta que a raíz de lo mismo, el primero de marzo fue con su hermano para retirar las herramientas del fundo. "En ese momento llegó una camioneta con 5 comuneros mapuche y en esa oportunidad, nos preguntaron humildemente si estábamos dispuestos a vender, porque ellos estaban en un proceso de recuperación de tierras y nos dijeron que ellos habían sido quienes marcaron el fundo y todo el cuento ... nosotros les dijimos que no era nuestro ideal, porque nuestras tierras no son mapuches, pero en vista de la violencia que han vivido otras familias y sin haber mas alternativas, podíamos conversar si Conadi así lo quisiera", contó Bahamonde.

El agricultor agregó, que en ese momento y ante la presión, reiteró a los comuneros que solo vendería por medio de la Conadi, lo que ocasionó una reacción agresiva y negativa por parte de ellos. "Nos dijeron que en vista a que nosotros estábamos dispuestos a vender, teníamos 20 días para sacar nuestras cosas del campo porque ellos iban a hacer el ingreso, se iban a tomar el fundo y nos dijeron que ellos estaban dispuestos a todo y si tiene que correr sangre, va a correr sangre", relató ya un poco emocionado Juan Bahamonde.

Y es que la historia de su familia en el lugar es de esfuerzo, han vivido allí desde siempre, daban trabajo a más de 10 personas y en definitiva, se criaron allí e hicieron toda su vida en el lugar.

Amenazas

Debido a las constantes amenazas, Bahamonde indicó que tuvo que realizar hasta 23 viajes con camioneta para poder sacar sus pertenencias, mientras que sus 10 trabajadores optaron por renunciar, incluso perdiendo su única fuente laboral y hasta sus indemnizaciones, para evitar ser víctimas de algún atentado. 

"Recibí llamadas de comuneros presionando de que teníamos que salir del campo y que la toma iba si o sí y que ya no había tiempo para nada y que teníamos que firmar un documento donde acreditáramos que nosotros le estábamos vendiendo", dijo.

Denuncia

Como los comuneros prometieron, luego de 20 días, es decir el 20 de marzo, al terreno arribó un grupo de cerca de 30 personas para hacer ocupación del predio, razón por la cual el agricultor procedió a denunciar ante Fiscalía y Carabineros, para pode actuar en virtud de la flagrancia del delito que se estaba cometiendo.

No obstante, la respuesta que recibió por Carabineros, según señala, fue: "que la institución no cuenta con el personal necesario para poder hacer el desalojo y, por lo tanto, había que esperar a que llegara personal de las Fuerzas Especiales para poder hacer, lo que hizo que este desalojo apenas se pudiera hacer el domingo a las 11:30. Un día después".

Desalojo

El agricultor cuenta que al día siguiente, al llegar Carabineros, no había nadie en el campo. "Justo en ese minuto dijeron que no había nadie y me hicieron firmar el acta de entrega del predio a la 13:15. A las 15:30 me comentan que los comuneros volvieron a entrar al campo y esta vez con más gente", comenta el agricultor, quien realizó una nueva denuncia el domingo, donde recibió la misma respuesta de que existía "falta de contingente".

Fue ayer lunes cuando el trabajador que queda trabajando le informó que los comuneros continuaban en el predio y que habían cambiado las cerraduras. "Mi trabajador me dijo que salieron comuneros de nuestra casa y le dijeron que este campo ya no nos pertenece", contó el joven agricultor.

"Luego Me llamó un coronel de un cuartel de Carabineros para decirme que ellos no estaban para hacer desalojos a cada rato y menos para llegar a un predio y encontrarse con que ya no hay gente y de que yo era quien tenía que cerciorarme de que haya moradores en el lugar", señala Bahamonde.

Además, el afectado denunció que este mismo coronel le acusó de realizar falsas declaraciones, ante lo cual tendría que responder a fiscalía. "Yo estaba tratando de cumplir con mi deber de denunciar para tratar de hacer cumplir las leyes que nos protegen", reclamó Bahamonde. "Me dijo que yo soy responsable de que no se encuentren personas en el minuto, porque es una falsa alarma", añadió.

Ayer el agricultor había quedado en reunirse con los coordinadores de la Macrozona Sur, tanto con Luis Calderón como con Pablo Urquízar, sin embargo, esta reunión se aplazó para el día de hoy a las 11.

Tala para parcelas irregulares.Denuncian tala ilegal de árboles nativos en parcelas irregulares en Loncoche
Diputado Miguel Mellado.Diputado Mellado insiste en aplicar decreto en la Macrozona Sur que da atribuciones a las FF.AA

Te puede interesar