Comunidad Evangélica alimenta a miles de personas sin distinción del color de piel

La Región 19 de agosto de 2020 Por Yuliana Montiel
Desde el 2015, el Centro Evangelístico Safemi ha ayudado a miles de extranjeros y chilenos a través de comedores sociales, vestimenta y con orientación. Debido a la pandemia empezaron a apoyar las famosas "ollas comunes", que han beneficiado a habitantes de al menos 10 distintos sectores de Temuco.
Ollas comunes Safemi.
Ollas comunes Safemi.

Como un gesto de solidaridad para aquellos que han sido afectados fuertemente por la pandemia y que hoy por hoy enfrentan dificultades para cubrir sus necesidades básicas de alimentación, el Centro Evangelístico Safemi inició la campaña "Ayúdanos a ayudar", la cual ha permitido apoyar a 10 de las 80 ollas comunes que funcionan en la capital de La Araucanía.

Esta ayuda ha permitido que habitantes de sectores como "Vegas de Chivilcán", "Esperanza", "Rayen", "Pedro Valdivia" y "San Martín", entre otros, cuenten con un plato de comida al menos tres días a la semana. Los horarios de entrega que inician a las 12:30 y culminan a las 02:00 horas, son realizados los días lunes, miércoles y viernes.

"También contábamos con una vecina que abrió su casa para ayudar en esta labor de ayuda. Sin embargo, tuvo un accidente y se quemó con aceite hirviendo, está delicada, por lo que decidimos detener esta", contó a AraucaníaDiario el pastor Álvaro Salinas.

Ollas comunes Safemi.
De acuerdo con el miembro del equipo pastoral, a estas ollas comunes acuden tanto migrantes como chilenos, debido a que la crisis ha afectado sin hacer ningún tipo de distinción. "La idea nuestra siempre fue, desde el 2015, ir en ayuda a la población migrante, primero fueron los haitianos, luego llegaron los venezolanos y ecuatorianos, hay gente de distintos países que viene acá a la iglesia. Pero hoy día con el tema de la pandemia, es transversal, vienen chilenos, viene mucha gente", dijo el pastor.

Cuarentena

Salinas explicó que anteriormente tenían comedores sociales. Sin embargo, estos fueron cerrados un poco antes de que iniciara la cuarentena para evitar la propagación del virus. No obstante, posteriormente surge la idea de iniciar ollas comunas donde, cumpliendo con protocolos de distanciamiento, se le entrega a la persona comida en un recipiente para llevar. Excepcionalmente, permiten el ingreso para que estas personas coman dentro del recinto, siempre manteniendo el distanciamiento. Así, se evitaría la aglomeraciones dentro del centro evangélico. La iniciativa comenzó hace un poco más de dos semanas.

La preparación de estas ollas comunes se trata de toda una organización de trabajo en equipo, donde un grupo se distribuye las funciones de preparar los platos, otro de distribuir y finalmente esta quien cocina. "Hoy día preparamos la olla y la gente viene a buscar la comida. Hay equipos que trabajan con nosotros. Hoy día, hay una persona que cocina en su casa. Una empresaria, ella nos regala esa mano de obra. Nosotros desde aquí llevamos la comida, de lo que ella va a preparar. Hoy día, por lo menos, había garbanzos, otros días se hace espagueti, arroz", explicó el pastor.

Ollas comunes Safemi.
Las donaciones

Afortunadamente para las reparación de estas ollas, el centro evangélico no se encuentra solo, reciben donaciones de empresas locales y de otras regiones, quienes como gesto de solidaridad se unieron a esta iniciativa. Incluso, las mismos habitantes del sector donan alimentos para darle continuidad a esta actividad.

"Hay gente que donan paquetes de arroz, unos fideos, una salsa de tomate. Cosas que uno puede decir 'es poco', pero mira la gente se ha abierto a ayudar. Porque nuestra consigna de hoy día es 'ayúdanos a ayudar'. Entonces tenemos cuentas corrientes donde la gente deposita, tenemos cuenta rut donde la gente va a ir depositando de a mil pesos, dos mil pesos y eso se va juntando", contó Salinas.

"Hay 2 panaderías de aquí de Temuco que ellos nos regalan el pan, es una cantidad significativa y eso lo repartimos en las diferentes ollas que estamos apoyando y más nuestra olla. A nosotros aquí a veces nos llegan hasta sacos de cosas, que si sacos de garbanzos y vamos repartiendo", comentó el pastor.

Miles de beneficiados

De acuerdo con el religioso, además hay dos ollas comunes en el Centro SAFEMI ubicado en el sector San Ramón, donde más de 500 personas reciben un plato de comida durante los días que se realiza esta actividad.

"Ha sido un tiempo muy hermoso para ir en ayuda, hay más de 500 personas que comen en esa olla allá y las otras ollas son como cien más, noventa, más o menos 120, que sumando a que apoyamos 10 ollas serían fácilmente más de mil personas, a lo mejor me quedo corto con mil", indicó Salinas.

Salinas además agregó: "Estamos ayudando en todas las áreas. No solamente con las comidas, sino también en el área espiritual, mental, siempre llevando la palabra. A veces la gente nos dice que oremos por ellos, que les ayudemos porque el tema de la pandemia y el encierro ha golpeado muy fuerte, por ejemplo, a los adultos mayores que no salen, no pueden o no lo hacen por miedo, es todo un tema".

Ollas comunes Safemi.
Actualmente, el Centro SAFEMI realiza sus cultos a través de transmisiones en vivo, todos los domingos, los cuales posteriormente son publicados en sus redes sociales.

Olla comúnLa solidaridad en torno a las ollas comunes en los campamentos de Temuco

Te puede interesar