Coronavirus: Las secuelas que deja estar conectado a ventilación mecánica

La Región 24 de noviembre de 2020 Por Yuliana Montiel
Para algunos pacientes con covid estos equipos desempeñan un papel indispensable en la superación de la enfermedad. Sin embargo, utilizarlos puede causar desde molestias en la garganta hasta estrés postraumático, explica un especialista de Temuco en atención a pacientes críticos e intensivos a AraucaníaDiario.
Ventilación mecánica.
Ventilación mecánica.

A pesar del aumento constante de pacientes asintomáticos con coronavirus que pasan el contagio inadvertido, hay otros casos en los cuales quienes se contagian requieren ventilación mecánica y ésta se convierte en la última esperanza para lograr superar el Covid-19 y salir con vida.

Según explica el especialista en atención a pacientes críticos e intensivos Claudio Merino a AraucaníaDiario, existen diversos aspectos que deben ser considerados antes de recurrir a esta última instancia.

Y es que a Merino te tocó asumir el comienzo de la enfermedad y la pandemia en Temuco, que a su vez fue de las primeras ciudades con una alta tasa de enfermos y de fallecidos por Covid. Por lo mismo, tuvo que ir aprendiendo a medida que avanzaba la enfermedad en el mundo entero y en las medidas a adoptar, la ventilación mecánica es en muchos casos, imprescindible, lo que depende además de diversos factores.

"Van desde criterios absolutos que son consensuados a nivel internacional y que tienen que ver con que un paciente tenga caída en los niveles de oxigenación en sangre, demostrado por exámenes de sangre, y criterios que tienen que ver con el tema de agotamiento de la condición ventilatoria", comentó el doctor Claudio Merino.

Merino agregó que otros de los factores que se consideran son: "si se ve que el paciente se está agotando y ya no es capaz de seguir manteniendo su respiración en forma normal, entonces se verifica si esto tiene que ver con la secuencia ventilatoria, el uso de musculatura accesoria o no, si hay una traducción del problema a nivel cardiovascular, si hay alteraciones en la gasometría".

Ventilación mecánica.
Todos estos son algunos de los aspectos que son considerados al momento de tomar la decisión de conectar a los pacientes a ventilación mecánica. Lo cual se traduce en una carrera desesperada por utilizar todas las capacidades de los profesionales para evitar el colapso de los pacientes y en consecuencia, su posterior muerte a causa del virus.

"Lo que hacemos es introducir un tubo vía oral hasta la tráquea, ponemos una vía aérea artificial, lo cual es muy molesto y el paciente debe estar sedado para permanecer en esa condición. De lo contrario sería una maldad, literalmente, una tortura", explica el profesional.

"Podría ocurrir que despierte. En algunos casos esto se traduce en que es momento de empezar a sacar el respirador mecánico y uno lo despierta con miras a que sea capaz de salir del ventilador y se ocupan otros fármacos para mantener la tolerancia al tubo", agregó Merino.

Secuelas

Con el aumento de los casos de coronavirus y en consecuencia de la cifra de pacientes hospitalizados, estos equipos se han hecho cada vez más necesarios. Sin embargo, a pesar de que pueda salvar la vida de los pacientes, también puede causar secuelas.

"La más importante tiene que ver con el deterioro de la habilidad muscular producto de la sedación y el uso de relajantes musculares. Como no hay ejercicio por parte de la musculatura, se empieza a atrofiar rápidamente. Un ejemplo: un paciente joven sano que ingresa por una neumonía común y corriente y está 4 o 5 días en reposo absoluto en cama, sin ventilador mecánico, lo más probable es que al levantarlo va a ir al baño y va a sentirse agotado como si hubiera corrido una maratón", contó el especialista.

"Entonces un paciente que está una semana o más con ventilación mecánica y relajantes musculares, tiene una atrofia que puede ser de moderada a severa. Por eso es que uno despierta a los pacientes lo más precoz posible, en cuanto las condiciones lo permitan y los empieza a hacer trabajar semisedados", agregó el médico.

"A nivel de las cuerdas vocales no hay mayor inconveniente hasta alrededor de dos semanas, excepto un poco de inflamación que los puede dejar con un poco de ronquera", aseguró Merino.

El profesional relató que otro de los problemas que podría presentarse a nivel de las cuerdas vocales, es que estas se hinchen y cierren el conducto, por lo que habría que entubar "rápida y precozmente" al paciente para asegurar la vía aérea. "Porque sino se cierra absolutamente. Luego hay que esperar que se desinflame para poder intentar la salida y si no significa hacer una traqueotomía al paciente, para que al no usar las cuerdas vocales, estas se desinflamen y pueda ventilar sin ningún problema", describió Claudio Merino.

Equipos de ventilación mecánica.
Recuperación

El profesional describe que la recuperación de estar conectado a ventilación mecánica es necesaria para todos los pacientes que están en UCI, "no es algo que sea exclusivo de los pacientes con coronavirus, todos los pacientes que caen a ventilación mecánica, e incluso los que no están ventilados, se mantienen en un ciclo y pueden caer en un síndrome o un shock o estrés postraumático, por lo cual la capacidad de recuperación es individual, por lo que es difícil quien lo va a mejorar de mejor o peor forma y esto se ve muchas veces semanas después de haber salido de la unidad".

"Muchas veces los pacientes relatan que les cuesta entrar e incluso pasar por fuera de la unidad, incluso años después", comentó el médico.

Posición boca abajo

Respecto a la razón por la cuál estos pacientes son acostados boca abajo, Merino indicó: "Eso se llama posición prono y está demostrado que de esa forma permite mejorar la oxigenación de los pacientes (…) puntualmente en el caso del covid, se vio que la respuesta es mucho más efectiva y más eficientes y es una metodología que se utiliza en algunos casos puntuales, pero en el caso del covid se ha visto que es altamente eficiente ...".

Finalmente, el profesional explicó que el tiempo de estar conectado al respirador artificial "varia dependiendo del periodo de ventilación que tenga el paciente. Habitualmente los pacientes con coronavirus son cercanos a una semana".

"Si ya con ese periodo de tiempo hay algún grado de atrofia y debilidad de la musculatura general y respiratoria, entonces se hace una verificación de si la persona esta en capacidad de salir -sin mayor apoyo- del drama que significa la ventilación mecánica o si lo va a requerir más tiempo precisamente para entrenar la musculatura respiratoria y de esa forma poder tener una salida adecuada del ventilador", contó Merino.

"Tener el tubo hacía la vía aérea es anti natura y cualquier objeto extraño va a provocar una reacción inmediata de tos muy fuerte que puede ser muy complejo de manejar, por eso el paciente se seda igual que cuando se anestesia para una cirugía", cerró Claudio Merino.

Pacientes en servicios de urgencias.Especialista advierte aumento de pacientes en urgencias por abandono de medicación
Pacientes hospitalizados por coronavirus.Confirman tres personas fallecidas y tres hospitalizados más en La Araucanía por coronavirus

Te puede interesar