Escuelas Hospitalarias entregan educación a niños y jóvenes hospitalizados

La Región 16 de mayo de 2022 Por Equipo AraucaniaDiario
El objetivo es que los pacientes que estén en tratamiento, puedan recibir educación formal compensatoria en todos los niveles educativos, desde la educación parvularia, básica, especial y media.
Escuela Hospitalaria
Escuela Hospitalaria

Las Escuelas Hospitalarias son unidades educativas reconocidas por el Ministerio de Educación, que se desarrollan en el contexto hospitalario, entregando educación compensatoria durante el proceso de una enfermedad, a todos los niños, niñas y jóvenes en edad escolar, que se encuentran hospitalizados.

Los niveles, se componen de Educación Parvularia, Educación Básica y Especial Enseñanza Media con estudiantes desde los 4 años (cumplidos) y hasta los 26 años en enseñanza especial. En este mismo contexto, se respetan las diferencias de cada niño, niña y joven, frente a los ritmos de aprendizajes.

Se consideran las necesidades de los estudiantes hospitalizados o en tratamiento, facilitando su plena participación y aprendizaje y se hace efectivo el derecho a la educación de los estudiantes enfermos, para evitar la marginación del Sistema Educativo y de su contexto social y cultural. 

Aplica el currículo de la enseñanza regular, en todos los niveles educativos: parvularia, básica y media. Es flexible y permite las adecuaciones curriculares, respetando las diferencias individuales de cada paciente-estudiante. La pedagogía Hospitalaria es una modalidad educativa transversal y la meta principal del profesor/a hospitalario/a es entregar una atención educativa de calidad, para prevenir y evitar el desfase escolar.

Beneficios

Contribuye a mejorar la calidad de vida de los escolares hospitalizados o en tratamiento médico. Asimismo, permite la reincorporación a la escuela de origen, con los autocuidados que le facilitan proteger su salud. En la escuela hospitalaria, la educación es un bien social y de carácter público, es para todos y de todos.

El objetivo es que los pacientes en edad escolar, niños, niñas y jóvenes, que estén en tratamiento, puedan recibir educación formal compensatoria en todos los niveles educativos, desde la educación parvularia, básica, especial y media.

Se pretende evitar, que por padecer una enfermedad, vean interrumpido su proceso de enseñanza de manera parcial o prolongada, entregando una respuesta educativa adaptada a sus necesidades educativas especiales y psicosociales que se desarrollan en el contexto de una enfermedad.

Con tal fin, es que se cuenta con un equipo multidisciplinario de profesionales que atienden a los pacientes alumnos, no solo desde la plataforma pedagógica, sino con los elementos necesarios para lograr una relación de cercanía y avance curricular.

La motivación que inspira a la fundación educacional (Francisco Fabian Espinoza) para involucrarse en la continuidad escolar de los niños, niñas y jóvenes que padecen una enfermedad, nace de la historia familiar de sus miembros.

Y es que surge a partir de la traumática experiencia de haber convivido con la enfermedad repentina de un hijo y hermano, quién a la edad de 10 años fue diagnosticado con Sarcoma de Ewing, proceso que duró un poco más de un año, hasta su fallecimiento el 27 de noviembre del año 1999.

Durante todo el tiempo de la enfermedad de Francisco Fabián, quién fue siempre un excelente alumno, debió ausentarse de su colegio, perder la cotidianidad de compartir con sus compañeros de curso y abandonar las tareas escolares, tampoco hubo apoyo psicosocial para la familia y hermanos para enfrentar de manera más informada estos cambios. Lamentablemente no tuvo acceso a la atención que entregan las escuelas hospitalarias. En estas mismas fechas, comenzaba la historia de estas escuelas en nuestro país.

Estos son los fundamentos éticos y morales que sustentan a la Fundación para defender y difundir el derecho a la educación de todos los pacientes en edad escolar, como parte del tratamiento médico. Es un compromiso que nace desde la empatía, para mejorar la calidad de vida del paciente y su familia, a través de la continuidad escolar y apoyo psicosocial.

Contención

Lo que se busca es entregar una respuesta escolar flexible y adaptada a las Necesidades Educativas Especiales y Necesidades Sanitarias Especiales de todos los alumnos-pacientes, que por padecer una enfermedad ven interrumpida su normal asistencia a clases.

Esto, entregando continuidad escolar durante las hospitalizaciones, y/o durante el largo proceso de una enfermedad crónica, aguda o grave; Transformando la negativa experiencia que implica una enfermedad, en una oportunidad para aprender y adaptarse al contexto hospitalario y a sus tratamientos médicos.

El ideario de esta intervención educativa siempre será favorecer la reinserción escolar cuando el estudiante sea dado de alta de su enfermedad, por lo que se busca conceder a los alumnos oportunidades de reconocerse como persona valiosa, única, capaz de superar la adversidad y que logren valorar la educación como medio para alcanzar sus sueños.

"Nuestra visión es asegurar el Derecho a la Educación de todos los niños, niñas y jóvenes, pacientes, que presenten alguna enfermedad, ya sea de manera transitoria, y/o de largo tratamiento médico", señalaron. 

Asimismo, desean validar la atención escolar que se entrega en el contexto hospitalario, colaborando con el personal de salud, y brindando al paciente y a su familia una atención educativa y psicosocial, liderada por el afecto y la contención. 

Las Aulas y Escuelas Hospitalarias son Establecimientos Educativos que se desarrollan insertos en los recintos hospitalarios, y/o en un espacio cercano al hospital al que entregan el servicio educativo. Cuentan con el Reconocimiento Oficial y subvención del Ministerio de Educación para que entreguen la especialidad de la pedagogía hospitalaria, en los niveles de Educación Parvularia Nivel 3, Enseñanza Básica, Especial y Enseñanza Media.

Esta modalidad educativa, flexible y compensatoria, intenta cubrir la necesidad de continuidad escolar de la población infanto-juvenil durante el proceso de una enfermedad, favoreciendo la reinserción o integración escolar, según sea el caso.

En las Escuelas Hospitalarias de Temuco, Victoria, Angol y Los Ángeles, la Fundación cuenta con una jornada académica de 9:00 a 13:00 y 15:00 a 17:00 horas. de lunes a viernes, en las diferentes modalidades. 

Ejemplos

- Aula Hospitalaria: Es una escuela que está inserta en el recinto del hospital, principalmente en las unidades pediátricas. Este tipo de salas están habilitadas para entregar atención educativa a los pacientes hospitalizados de cortas, medianas y largas permanencias hospitalarias, que son autorizados para levantarse.

- Sala Cama: Los pacientes - alumnos que no pueden abandonar sus camas de reposo médico son atendidos de manera personalizada y en la medida que es posible se trabaja grupalmente en cada sala de hospitalización, principalmente todos los servicios de la unidad pediátrica y unidad quirúrgica.

- Domicilio particular: Significa que los alumnos son atendidos en sus domicilios particulares, si el médico tratante así lo solicita.

- Inclusividad: Se entrega a todos los estudiantes, sin distinción de género, raza, etnia, nivel socioeconómico y sociocultural, edad, tipo de educación que requiera, lugar geográfico de pertenencia, patología y tratamiento, etc, la oportunidad de acceder a la pedagogía hospitalaria, para dar continuidad a su educación durante el proceso de su enfermedad.

- Flexibilidad: La flexibilidad en las escuelas es transversal, pues se adaptan a las características especiales de todos los alumnos, a sus necesidades educativas especiales, y a las necesidades sanitarias especiales.

- Educación Integral: En la intervención diaria consideran todas sus necesidades; educativas, sociales, culturales, espirituales, emocionales, etc, formando personas íntegras capaces de integrase positivamente a la sociedad, aportando desde sus valores, resiliencia, conocimientos, destrezas y habilidades a un mundo más justo y humanizado.

- Educación Emocional: Brindar la oportunidad de trabajar las emociones como elemento esencial de la comunicación y valorar su potencial educativo dentro de su programa de trabajo.

Proenta UfroGeógrafo Marcelo Lagos dice en la UFRO que “la ciencia es un camino que se puede recorrer”

Te puede interesar