Todos a comprar verduras al Eje Balmaceda

Ricardo Barría Dillems, ingeniero comercial, magister en comunicación. Editor de AraucaniaDiario, miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Opinión 22/03/2024 Equipo AraucaniaDiario Equipo AraucaniaDiario
Ricardo Barria Dillems
Ricardo Barria Dillems

No he tenido la oportunidad de viajar a Francia aún, pero espero hacerlo algún día y por supuesto que una de las cosas que quiero hacer, es visitar esos mercados de frutas y verduras en la calle -los que se ven en la tele- donde todos venden sus productos o comercializan hortalizas de la mejor calidad y donde los chef con estrellas Michelin, muestran cómo eligen los mejores morrones o tomates -de diversos colores- para preparar sus mejores platos de cocina internacional.

Para quienes crecimos y trabajamos dentro del sector entre Caupolicán, Manuel Montt, Barros Arana y Balmaceda, en Temuco, la Feria pinto es un lugar sin riesgos, seguro y donde caminar es un placer, junto con comprar productos frescos y de la misma o mejor calidad que en los mercados de Europa, pero a precios muy lejanos a los que en el Jumbo o en el Líder hay que pagar.

Y si hacemos un poco de historia y según recuerdo, ya hace más de 25 años que llegaban, cada noche, los productores a vender sus hortalizas y frutas de estación a los bandejones de avenida Balmaceda, buscando escapar de los abusos de los supermercados de la región. Y claro, si acá los choclos dulces se les pagaba a 100 pesos la docena, en un supermercado como Las Brisas se los recibían a $30 las 12 unidades y si no los vendían, tenían que pasar a retirarlos y se los descontaban de lo que les tenían que pagar.

Lo mismo con lechugas, cilantro, zanahorias y cualquier producto que en el supermercado les fueran a comprar. Les pagaban precios bajísimos, abusaban de su poder comprador y hasta la basura la tenían que pasar a retirar y se las descontaban.

El Rey del Churrasco

Y en torno a los vendedores de hortalizas se desarrollaron además distintos emprendimientos, venta de dulces, café y por supuesto, el famoso "Rey del Churrasco", al que pasábamos mucho antes de que apareciera la "Picada de Mackenna", tipo 6 o 7 de la mañana, para  arreglar la caña o como ahora los jóvenes dicen, a pasar el "Bajón"; lugar donde riéndonos decíamos que era el rey del "Churraaaaaaasco", imitando el relincho de un caballar (y no voy a explicar más, todos saben que amo los caballos).

Así, en Balmaceda por años hemos tenido un comercio informal que permite a los dueños de negocios de toda la región, surtir sus emprendimientos y locales, los boliches de la esquina y los que son atendidos por su propio dueño. Además, es fácil llegar en taxi o colectivo, los precios son baratos y sus productos, de la mejor calidad.

Por otro lado, como su actividad es nocturna, ni siquiera compiten directamente con los locatarios de la Feria Pinto, quienes venden de día y a un público muy distinto al que a ellos les llega a comprar.

Entonces, ¿para qué meterse en esta espuria pelea en la que el alcalde de Temuco Roberto Neira entró?, ¿Por un par de vecinos jodidos a los que les molesta que hagan taco?, ¿o por otros que no quieren vivir en un sector "así"? Porque si hay desorden, es cosa de ordenar; si hay tacos, es asunto de que un par de carabineros "de verdad" hagan circular; y si reclaman mis vecinos, sólo hay que hacer de este sector, un mercado modelo al que todos quieran ir a comprar.

El Mercado Balmaceda

Si por el contrario nos pusiéramos a soñar (y a eso invito al alcalde), en convertir el Eje Balmaceda en un gran mercado al aire libre de frutas y verduras al por mayor, el Mercado Balmaceda, ordenado, limpio, con buenos estacionamientos, con buenos baños que sirvan incluso de día; las cosas serían muy distintas y en lugar de andar peleando con los hortaliceros, podría hasta ir a comprar junto a su familia, algo que imagino no puede hacer hoy día.

Son décadas señor alcalde de familias que han buscado y encontrado un mejor vivir, de la mano del sacrificio de viajar cada tarde a Temuco, para pasar frío y volverse de madrugada a la casa, ya sea al Fundo El Carmen, Labranza u otras comunas. No es un trabajo fácil ni mucho menos tan oneroso como se dice, a ver si alguno de nosotros estaría disponible para hacerlo.

Son gente de esfuerzo, trabajadora, que está dispuesta a ensuciarse las manos haciendo almácigos, plantando sus verduras, regando, fertilizando, fumigando, cuidando que no se las coman los pájaros o los animales del vecino, para que luego, ya en primavera o verano, salgan a vender sus productos, muchas veces acompañados hasta de sus hijos.

En lugar de cerrarnos esa posibilidad en Temuco, hagamos un gran Mercado Abierto Balmaceda, donde con orden y seguridad (tenemos hartos guardias municipales), todos puedan venir a vender sus productos agrícolas y de paso, todos los que quieran, vengan a comprar.

Ricardo Barria DillemsAraucaniaDiario: de izquierda y del lado de los mapuche, Feliz Navidad !!!
Ricardo Barria DillemsUsurpaciones y populismo barato
Ricardo Barria DillemsSin la CAM no hay Paz

Te puede interesar
Ricardo Barria Dillems

Jadue es inocente

Equipo AraucaniaDiario
Opinión 04/04/2024

Ricardo Barría Dillems, ingeniero comercial, magister en comunicación. Editor de AraucaniaDiario, miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Lo más visto