Condenan a presidio efectivo a los autores de robo en caja de compensación de Galvarino

La Región 24 de diciembre de 2019 Por
El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Temuco condenó ayer a José Rodrigo Cáceres Salamanca a las penas de 14 años, como autor del delito consumado de robo con violencia; 7 años por porte ilegal de arma de fuego prohibida; y 3 años por lesiones menos graves de carabinero. En tanto, Víctor Adelino Llanquileo Pilquimán deberá purgar 16 años, como autor del delito de robo con violencia, y 5 años como autor de porte ilegal de arma de fuego.
TOP Pilquinao Caceres 2019
TOP Pilquinao Caceres 2019

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Temuco condenó ayer a José Rodrigo Cáceres Salamanca a las penas efectivas de 14 años de presidio, como autor del delito consumado de robo con violencia; 7 años de presidio por porte ilegal de arma de fuego prohibida y tenencia ilegal de municiones y partes de armas; y 3 años por lesiones menos graves de carabinero. En tanto, Víctor Adelino Llanquileo Pilquimán deberá purgar 16 años, como autor del delito de robo con violencia, y 5 años como autor de porte ilegal de arma de fuego prohibida y porte ilegal de municiones. Ilícitos perpetrados en abril del año pasado, en la comuna de Galvarino.

En fallo unánime el tribunal –integrado por los magistrados Jorge González, Wilfred Ziehlmann y Roberto Herrera– aplicó, además, a Cáceres Salamanca y Llanquileo Pilquimán las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos, la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena.

En la causa, el tribunal decretó la absolución de Llanquileo Pilquimán de los delitos de homicidio frustrado de carabinero y violación de morada; y de Alberto Pascual Curamil Millanao y Álvaro Boris Millalén Gutiérrez, de todos los cargos formulados en su contra por el Ministerio Público, la Intendencia Regional de La Araucanía y el querellante particular, al no acreditarse su participación en los ilícitos imputados.

"El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que cerca de las 8.30 horas del 24 de abril de 2018, "JOSÉ RODRIGO CÁCERES SALAMANCA y VÍCTOR ADELINO LLANQUILEO PILQUIMÁN y otros dos individuos, previamente concertados, llegaron premunidos de armas de fuego y un par de cuchillos tipo machete, hasta la sucursal de la Caja de Compensación Los Héroes, ubicada en Avenida León Gallo 290 de la ciudad de Galvarino, intimidando, reduciendo y reteniendo con sus armas a los trabajadores y guardia de seguridad, sustrayendo desde la bóveda una cantidad de dinero que pusieron en un saco. A pesar de lo anterior, el personal se comunicó con Carabineros, que llegaron a la brevedad al lugar", dice el fallo.

"Ante la presencia de Carabineros, Cáceres Salamanca, Llanquileo Pilquimán y otros 2 individuos salen del lugar, y para ello retuvieron, intimidaron y usaron al personal de la caja como escudos humanos. Mientras huían en dirección al río Quillem, dispararon reiteradamente al personal policial, el que repelió el ataque haciendo uso de sus armas de servicio. En algún momento, Cáceres Salamanca que portaba un armamento sub-fusil, automático, 9 milímetros, disparó a un cabo primero, hiriéndolo en ambas piernas, mientras que un empleado de la caja resultó herido por un disparo de proyectil", agrega lo resuelto por los jueces.

"Luego de haber soltado a las víctimas retenidas –continúa–, los imputados entre los que estaban Cáceres Salamanca y Llanquileo Pilquimán continúan la huida, pero resulta herido de bala Cáceres Salamanca, quien fue detenido en el lugar, recuperándose posteriormente el arma que portaba y que era de uso prohibido. Por su parte, Víctor Llanquileo portando una ametralladora semiautomática de 9x19 milímetros y una mochila, junto a otro sujeto que portaba el saco con el dinero sustraído, huyeron en dirección al río Quillem, siendo detenido momentos después Llanquileo Pilquimán en un lugar inmediato a la ribera del cauce, recuperando la mochila que portaba en la que se encontraron una caja con cartuchos, y posteriormente se encontró el arma que portaba, sin contar con las autorizaciones para el porte y tenencia del arma de fuego, ni tampoco las pertinentes para las municiones", puntualizó la condena.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas de los sentenciados para determinar sus respectivas huellas genéticas e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados y el registro su huella genética.

Te puede interesar