Concejal Neira y campamentos en Temuco: "Hay que hacer una planificación real, no nos podemos saltar los conductos regulares"

Entrevistas 14 de febrero de 2020 Por Equipo AraucaniaDiario
En Entrevista exclusiva con AraucaníaDiario, se refirió a la situación actual que vive la ciudad en materia de campamentos y tomas de terreno. Desde su lugar como integrante de la comisión de salud, medioambiente y desarrollo Social -del Consejo Municipal- habló sobre los principales desafíos que esta situación representa para las autoridades locales.
53283293_1775862879180884_8488477555978928128_n
Roberto Neira preside en el Concejo Municipal la comisión de salud, medioambiente y desarrollo social.

Preside actualmente la comisión de salud, medioambiente y desarrollo social del Concejo Municipal, Roberto Neira, concejal de Temuco, en Entrevista exclusiva con AraucaníaDiario, se refirió a la situación actual que vive la ciudad en materia de campamentos y tomas de terreno. Desde su lugar como presidente de la comisión, habló sobre los desafíos que esto representa para las autoridades y contextualizó sobre la situación que mantiene a más de 1.600 familias de la ciudad estableciendo campamentos para instalar allí sus viviendas.

-¿Cómo ve el panorama de los campamentos que han proliferado en la ciudad?

- Hay que hacer una consideración histórica respecto a la celebrada situación que vivió Temuco el año 2012, cuando se eliminaron los últimos campamentos que tenía esta ciudad. En algún instante nos hacía sentir orgullosos de que no habían familias viviendo en campamentos, lógicamente hoy esa realidad cambió abruptamente y la comparación que existe es que en 2012 eran cerca de 740 las familias en situación de campamento, y hoy son 1.600 quienes demandan acceso a vivienda. Es una situación que está brotando, todavía en su génesis, esta problemática social que va a enfrentar la ciudad. De no tener tomas de terreno pasamos a tener cerca de 30 campamentos, estos siguen en formación y la gente sigue estableciéndose, marcando terrenos, instalando mediaguas y cuidando los sitios que ellos mismos han organizado

-¿Cómo se ha abordado este tema desde el Concejo Municipal?

- Hemos hecho una crítica a la Municipalidad de Temuco, porque primero se nos demoró en entregar la información, tardaron bastante en decirnos -a los concejales- que esta situación se estaba originando. Tomamos conocimiento de ello porque los mismos vecinos se comunicaron y empezamos a hacer las consultas pertinentes. La Dirección de Desarrollo Comunitario y su equipo demoró al menos una semana en entregar una información concreta. Esa información indicaba que habían 600 familias realizando campamentos, lo cual, al momento de visitar el lugar, pudimos percatarnos que era mucho mayor y que desde la municipalidad estaban minimizando esto, que sabemos es una realidad no fácil de abordar. Creo se ha tardado en actuar, que faltó un liderazgo comunal, que el alcalde debía acercarse a hablar con los dirigentes para poder haber visto la forma de que esto se cerrase a tiempo.

Si bien, todos sabemos que las municipalidades no son quienes entregan las viviendas, sino el Ministerio y el Serviu, sí tienen un rol social, y en este afán de querer mantener una ciudad un poco invisibilizada en sus problemas, no actuaron a la altura de las circunstancias, la realidad es que esto ha ido proliferando cada vez más y ahora se amplió a otros sectores de la ciudad. 

- En cuanto a la comisión de desarrollo social, medioambiente, y salud, que ud preside, ¿Que se le ha demandado al municipio?

- Se podrían haber preocupado de todos los humedales de la ciudad, pero solo ahora que está este conflicto con los vecinos de Chivilcán, se quieren tomar acciones, yo no le creo al municipio. Le hemos planteado, dos o tres concejales más, la necesidad de cuidar los siete humedales que quedan. Si no fueron capaces de autorizar un proyecto como el Parque Inundable, podrían haber actuado mucho antes para hacer sentir al sector de Vegas de Chivilcán que el humedal no era un vertedero clandestino, ni un microbasural. Le hemos dicho varias veces a la alcaldía que ponga cuidado en la ribera del río Cautín por ejemplo. Hoy en día la ciudad tiene muchos problemas que no están siendo abordados en una planificación estratégica de Temuco, están sólo reaccionando a los problemas que van surgiendo con el tiempo. Estamos gastando un consultorio al año, 7 mil millones, en el tema de la basura, hoy se piensa en la incineración, un proceso que viene en retirada en el mundo. En salud descubrimos que existe un déficit de 700 millones de pesos desde el 2016. Esto sucedió porque el Ministerio de Salud financia no el 100% de los programas, solo 90% y esos 10% restantes son financiados por la municipalidad. Fueron entonces traspasando fondos de un programa a otro, lo que fue dándose como una bola de nieve que ahora nos hace tener un déficit. Lo que quiere buscar el municipio es que el Ministerio les reconozca estos gastos.

En fín, hay una serie de problemáticas que no han sido superadas de una forma eficiente, se está solo reaccionando y atacando al problema sin un estudio eficiente de la realidad que viven las personas en la ciudad que se supone es de todos. 

-¿Quienes son los responsables de buscar soluciones?

- Cuando la puerta del Estado -que es la municipalidad-, le cierra la puerta a sus ciudadanos y les dice que son tomas ilegales, que están cometiendo un acto ilegal y por tanto se pueden tomar medidas, las personas sienten lógicamente que el Estado no está cumpliendo su rol, y que se tiene que tener una sensibilidad mucho mayor con las situaciones complejas que vive la ciudad. La consulta que hacen -a la gente- es cuándo van a abandonar los terrenos, y esto provoca que las familias sientan que tienen más derecho aún de reclamar por las situaciones que los mantienen en desventaja, como la vivienda. Hay que visualizar la ciudad como un todo, Temuco es una ciudad que tiene problemáticas que tiene que abordar con inteligencia porque claro, qué me decía un vecino: “yo prefiero tener a los pobladores tomándose este humedal, a que tenga una basural en el sector, donde proliferan vectores como ratones”.

Chile hoy es el tercer país de la OCDE con mayor necesidad de vivienda. Me contaban los vecinos que viven 11 personas en una vivienda social, que los niños viven hacinados, los mismos dirigentes decían que los campamentos quizás no estaban formalmente, pero que los tenían en sus propias casas, en sus propios patios, desde hace años

- ¿Qué habría que hacer para destrabar esto?

- Serviu y Minvu están fallando en la entrega de viviendas, hay que hacer una planificación real, no nos podemos saltar los conductos regulares de personas que vienen trabajando en comités desde hace mucho tiempo y que están en etapas avanzadas para postular, pero tampoco el Estado puede hacer oídos sordos de la problemática que se está generando aquí. Desde el Ministerio de Vivienda deben ver cómo inyectar más recursos para acelerar la entrega de viviendas a los comités existentes. En lo que respecta al rol social del municipio, se tiene que hacer un acompañamiento claro y contundente de las familias, no pueden quedar abandonadas a la deriva. Lo que siento es que pretenden que el propio desgaste que genera el pasar de los días, que cuando llegue el invierno, la gente decaiga de su decisión. ¿Qué va a pasar si las familias deciden persistir en la toma y llega el invierno y no hay ningún plan de contingencia?, se debe catastrar entonces cuántos terrenos hay disponibles, cederlos a la construcción de viviendas, se debe hacer todo lo que sea necesario.

En Recoleta por ejemplo hicieron una inmobiliaria que produce arriendos más baratos a las personas para que puedan estar viviendo mientras son reubicados en sus viviendas definitivas. Una herramienta que es clave en esto es que el Plano Regulador sea un motor, una instancia para decidir en qué terrenos se pueden construir viviendas sociales para la gente. 

Te puede interesar