Partidos políticos de Convergencia Progresista rechazan violencia en manifestaciones

Política 22 de octubre de 2019 Por
Mientras el líder regional del Partido Radical reconoció su responsabilidad en la crisis actual, el presidente del Partido Socialista culpó al Gobierno del Presidente Sebastián Piñera. Leo Dan Fuentes rechazó la criminalización de un movimiento que tiene una causa legítima y es el descontento de la ciudadanía con las injusticias por parte del estado y las grandes empresas.
Leo Dan Fuentes y Joaquín Bascuñán
Leo Dan Fuentes y Joaquín Bascuñán

El bloque convergencia progresista, conformado por el Partido Socialista - Partido Radical y Partido Por la Democracia, representado por los presidentes regionales Leo Fuentes Belmar y Joaquín Bascuñán, expresaron su posición ante las protestas y actos de violencia ocurridos en el país desde el pasado viernes 18 de Octubre de 2019.

En este sentido, el presidente regional del PR, Leo Fuentes Belmar mencionó que a pesar de que rechaza completamente la violencia, actualmente se pretende criminalizar un movimiento que tiene una causa legítima y es el descontento de la ciudadanía con las injusticias por parte del estado y las grandes empresas.

La gente está pidiendo las transformaciones que el país necesita, para superar los abusos, el alza de los precios y todo lo que ha menoscabado a la población más necesitada, que son los trabajadores, cuando el gobierno habla de vandalismo, está interpretando erróneamente la realidad”, expresó Fuentes Belmar.

A su vez, el dirigente radical mencionó que como políticos asume parte de la culpa por lo sucedido, puesto que esta situación lleva años incubándose y como líderes no han sido capaces de interpretar y suplir las demandas ciudadanas.

Por su parte, Joaquín Bascuñán, presidente regional del PS, destacó que la situación actual fue provocada por el propio gobierno de Sebastián Piñera, quien al decretar estado de emergencia solo demuestra que es incapaz de gestionar políticamente una crisis.

Llevamos cerca de una decena de fallecidos y hasta ahora no escuchamos ninguna renuncia o ninguna crítica política por parte del gobierno, lo que lo deja en muy mal pie para seguir gobernando de aquí a futuro, con ministros que están invalidados totalmente frente a la ciudadanía”, señaló Bascuñán.

Ambos dirigentes políticos coincidieron sobre el libre derecho de la población a manifestar su descontento con la actual gestión gubernamental, pero rechazan toda situación vandálica o de violencia que contradiga el trasfondo de las demandas sociales del pueblo chileno.

Te puede interesar