Dramático: en 79 casos de donación de órganos hubo falencias

La Región 15 de enero de 2020 Por Tania Marquez
La Contraloría aseguró que en el Servicio de Salud Araucanía Sur (SSAR) y del Servicio de Salud Araucanía Norte (SSAN), arrojaron 38 y 41 situaciones de falencias respectivamente. Para el ente contralor, se podría haber ayudado a disminuir la brecha entre los 176 donantes que hubo en Chile, con los 1.973 pacientes que durante el año pasado esperaban donación de órganos a nivel nacional.
controloría salud

Una serie de sumarios ordenó la Contraloría tras detectar falencias en la notificación de posibles donantes y la falta de coordinación de hospitales en 79 casos en La Araucanía, durante el pasado 2019.

De acuerdo a la información entregada por el organismo contralor, se podría haber ayudado a disminuir la brecha entre los 176 donantes que hubo en Chile, con los 1.973 pacientes, que durante el año pasado esperaban donación de órganos a nivel nacional.

La investigación se derivó por el caso de Joaquín Bustos, joven cuyos órganos no lograron ser donados por la falta de un avión para trasladar las procuras desde Temuco y donde la Contraloría es clara en asegurar que en el Servicio de Salud Araucanía Sur (SSAR) y del Servicio de Salud Araucanía Norte (SSAN), se detectaron 38 y 41 situaciones de falencias respectivamente. De estos casos, 14 personas estaban internadas en hospitales generadores de posibles donantes.

El documento señala que la evaluación Glasgow 3, que es la escala de aplicación neurológica que mide el nivel de conciencia de una persona, se aplicó en 11 de esos casos, por lo que debían someterse a una certificación de muerte encefálica. Sin embargo, no se aplicaron los protocolos correspondientes para descartar o advertir un posible donante.

Según el informe de Contraloría, los otros tres pacientes, que fallecieron por criterio neurológico, ni siquiera contaron con la evaluación Glasgow, por lo que no se determinaron eventuales donaciones. Otros 24 pacientes que fallecieron por criterio neurológico en 2019, estaban en recintos que no cuentan con las condiciones de ser generadores de posibles donantes. El informe detalla que en estos casos, hubo falta de coordinación con los recintos que sí cuentan con las condiciones.

En los 41 casos del Servicio de Salud Araucanía Norte, dos de los pacientes evaluados con Glasgow 3 no fueron sometidos a los protocolos correspondientes.

Los otros 39 corresponden a pacientes que fallecieron en seis establecimientos dependientes, donde no se realizaron las coordinaciones con los hospitales respectivos.

Sumarios

El informe da cuenta que en los dos servicios de salud de La Araucanía se realizarán sumarios, para determinar eventuales responsabilidades administrativas de funcionarios. Ambos deberán informar en un plazo de 15 días el inicio de los procedimientos disciplinarios.

En el oficio, Contraloría advirtió a la Coordinadora Nacional de Procuramiento y Trasplante sobre la necesidad de gestionar contratos con empresas privadas o convenios con organismos públicos, para asegurar la disponibilidad de traslado aéreo y que no se vuelvan a registrar casos como el de Joaquín Bustos.

Al respecto, el Servicio de Salud Araucanía Sur a través de su subdirector Médico José Luis Novoa, señaló: “En relación a la instrucción de la Contraloría hacia el Servicio de Salud Araucanía Sur, de realizar un sumario administrativo por incumplimiento del protocolo de donación de órganos durante el 2019, debo aclarar que los 14 casos cuestionados no cumplían con criterios médicos para ser potenciales donantes, esto debido a que presentaban una serie de comorbilidades que impedían el uso de sus órganos”.

Te puede interesar