Como en quirófanos atienden en las barberías y peluquerías de Temuco

Reportero Ciudadano 15 de mayo de 2020 Por Yuliana Montiel
Frente a la pandemia por coronavirus, ningún rubro quedó exento de sufrir consecuencias económica. En el caso de los dueños de locales de servicios de peluquería y barbería, estos iniciaron la cuarentena solventes y volvieron con la obligación de pagar el arrendamiento de más de un mes en el que no pudieron trabajar. Actualmente la clientela disminuyó en un 90% y el dinero que entra es sólo para pagar deudas.
Salón de belleza.
Salón de belleza

Desde le término de la cuarentena, poco a poco los salones de belleza y las barberías de la calle General Mackenna en Temuco han ido abriendo sus puertas. Pero los clientes brillan por su ausencia. La clientela bajó un 90%, como también bajaron las cifras de contagios con coronavirus en la comuna, pero a pesar de esto, no se ha podido volver a la "normalidad" tan esperada y tan anunciada.

En medio de un salón de uñas, con capacidad para atender a más de una decena de clientas a la vez, sólo dos usuarias ocupan los servicios y el resto son sillas vacías. En medio de tanta ausencia Marcela Mella, quien cuenta con más de diez años de experiencia, explica a AraucaníaDiario como el coronavirus ha impactado en el local.

"El 90% de las ventas ha bajado y ha sido por falta de gente al paso, porque la gente al paso siempre veía el letrero y al tiro se quedaban. La gente que ha recibido tratamiento no se atreve a salir de su casa y no vienen. Gente nueva no ha llegado tanto", dijo Mella.

Aunque han pasado dos semanas desde la culminación de la cuarentena, los habitantes de Temuco no llegan a estas dependencia, el miedo supera cualquier vanidad. Entendiendo este temor, los comercios han adaptado protocolos casi quirúrgicos para atender a sus clientes, usan mascarillas permanentemente, sanitizan sus espacios cada vez que alguien entra y sale, alcohol gel en cantidades casi industriales, guantes y señales para dividir espacios, son algunas de las técnicas adoptadas.

Salón de belleza 1.
En el Centro de Estética Mía, estas medidas no son una excepción, son la regla. Fue pionero en implementar divisiones en vidrio para proteger a sus clientes y a sus trabajadoras. También implementó un horario más ético frente a la disminución en ventas.

Similares medidas se implementan en el resto de los salones, sin embargo, la clientela sigue siendo muy poca. Pero no es la falta de usuarios lo que afecta principalmente la economía de estos los trabajadores, son los arriendos.

"Cuando empezó la cuarentena tuvimos que cerrar. Obviamente no se pudo seguir funcionando y estamos con deudas de arriendo. Nosotros tenemos cinco locales y de los 5 ya debemos dos meses de arriendo en cada uno. No hemos tenido para pagar arriendo, los chiquillos ganan a porcentaje y algunos tenían contrato. Estos están recibiendo seguro de cesantía, pero eso no es suficiente para nadie", comentó Angelo Tapia, quien trabaja en el salón Edgar.

Salones de belleza en Temuco.
Antes de comenzar la cuarentena obligatoria, el salón ya había pagado su arriendo, casi dos meses después debe volver a pagarlo. Pero en todo ese tiempo no se pudo trabajar. En palabras de Tapia, se trata de una situación "difícil" porque las ventas han bajado, pero los arriendos no.

Hoy en día, continúan con la esperanza de que Temuco vuelva a lo que fue antes de la pandemia. Manejan protocolos de sanidad y cuentan con todos los elementos de protección personal exigidos por la autoridad sanitaria. Además, con la imposición de los cordones sanitarios, la mitad de su personal se encuentra sin trabajar, por lo que los trabajadores que están en el local, incluso dejan un asiento vacío como distancia. Esto es mayor a un metro.

Mascarillas

Por su parte, Verónica Curit Montesinos, quien trabaja en un pequeño salón ubicado a la altura de la calle Manuel Rodriguez, comentó cómo ha implementado medidas más extremas para protegerse a sí misma y a su familia. "Yo sólo dejo entrar a una persona. Atiendo, luego sanitizo todo y dejo entrar a otro y así me he manejado. Todos vienen con mascarillas, si vienen sin mascarilla no los atiendo, de hecho, los dejo que pasen, se laven las manos y luego les aplico alcohol gel", dijo Verónica.

Mientras en la ciudad todos los habitantes salen con mascarillas, en las barberías esta no es la única medida que utilizan. Refuerzan su seguridad utilizando guantes y cambiando estos elementos cada cierto tiempo. Si el cliente no cuenta con tapaboca, le facilitan uno, al menos, así lo confirmó Carla Mate, quien trabaja como cajera en la barbería San Juan.

"La ubicación de los sillones también se modificó todo a raíz de la cuarentena para evitar esta pandemia", dijo Carla Mate.

Barbería en Temuco.
Con el pasar de los días y frente al contexto de pandemia, ningún rubro ha quedado indiferente. Mientras antes eran entre 20 y 40 personas las que acudían a estos servicios, hoy en día solo entra un diez por ciento de esta cantidad y a veces pasan todo el día vacíos.

Para estos trabajadores, la ausencia es notoria, tanto en los comercios donde trabajan, como en sus bolsillos. Sin embargo, el mensaje que han dado ha sido claro, permanecerán a la espera de nuevos y antiguos clientes.

Te puede interesar