Los buitres que liberó el coronavirus

Reportero Ciudadano 17 de mayo de 2020 Por Yuliana Montiel
Se trata de aquellos que se aprovechan de la desgracia ajena para hacer de las suyas, los estafadores electrónicos. De acuerdo con un informe detallado de la PDI, la tasa de "estafas telefónicas" ha aumentado un 67% en el primer cuatrimestre del presente año y en el caso de las "transacciones vía plataforma tecnológica", crecieron en un 4%.
Estafa electrónica.
Estafa electrónica.

Se trata de aquellos que se aprovechan de la desgracia ajena para hacer de las suyas. Los estafadores electrónicos, que en medio de la pandemia aprovecharon para ir en búsqueda de víctimas a través de las redes sociales. Sin romper la cuarentena, estos estafadores burlaron la normativa de una sociedad en desventaja e indefensa, que ante el temor de acudir a las autoridades y exponer su salud, decidieron denunciar vía telefónica y muchas veces callar y seguir con sus vidas, pero ahora más desconfiados.

Ninguna ciudad, región o país se encuentra exento de esta plaga. Con el pasar de los tiempos han perfeccionado sus métodos y objetivos. Al respecto, el comisario César Rocuant, Jefe de la Brigada Investigadora De Delitos Económicos Temuco, explicó a AraucaníaDiario el modus operandi de estas bandas, que se dedican a la comisión de delitos vinculados con la estafa y que han tenido mayor incidencia en estos tiempos de cuarentena y aislamiento.

"Con mayor frecuencia en este último trimestre, están las compraventas de productos y servicios ofrecidos en las distintas redes sociales de internet. La víctima luego de navegar, se interesa en un artículo cuyo precio está por debajo a lo ofrecido por tiendas establecidas. En ese instante, la víctima se comunica con el vendedor y éste, mediante engaños verbales genera de inmediato un lazo de confianza con la víctima y le insiste que existen numerosos interesados (...) inmediatamente la víctima realiza (el pago), pero ese bien comprado nunca llega", explicó Rocuant.

A través de un informe detallado, el comisario indicó como la tasa de "estafas telefónicas" ha aumentado un 67% en el primer cuatrimestre del presente año. En el caso de las "transacciones vía plataforma tecnológica", que se refiere a las ventas o compras por internet, su comportamiento creció en un 4% respecto al 2019.

Hace años, en pleno auge de las redes sociales, este tipo de delitos no era común en la sociedad; se conocía muy poco acerca de estas plataformas y pocos se atrevían a proporcionar información personal. Sin embargo, hoy en día esto ha cambiado, en la medida que más se normaliza el uso de la web 2.0, la gente realiza más actividades a través de ellas: conversaciones, trabajo, compras, ventas, entre las ilimitadas funciones de internet. En Temuco, estas herramientas están siendo utilizadas para formalizar juicios, pero también para materializar delitos.

A través del informe entregado por la Policía de Investigaciones de Chile, se explica la modalidad de compra de estafa. "La víctima ofrece un artículo en las redes sociales y es contactada "solo" telefónicamente por el estafador (...) la víctima en todo instante mantiene contacto directo por teléfono con el sujeto y acuerdan reunirse en algún lugar para inspeccionar el producto y sellar el negocio, no obstante, a ese lugar se presenta una tercera persona (regularmente un menor de edad)", dice el informe.

"... (luego) éste aduce ser familiar directo del comprador, inspecciona rápidamente el producto y otorga su conformidad con el artículo. La víctima, quien previamente ya había otorgado sus datos personales e información bancaria, recibe en su aparato celular una imagen vía whatsapp de una transferencia electrónica fraudulenta (similar a la original), pero que, en ese instante, no lo aprecia como tal, entregando el producto", detalla el escrito.

Recomendaciones

En ambos casos, existe un elemento en común, el uso del engaño a través de las redes sociales. Los "buitres" crean todo un repertorio para generar confianza en su víctimas, una vez que estas muestran su interés es más fácil materializar la estafa. Por esta razón, desde la PDI de Temuco publicaron una serie de recomendaciones para evitar caer en manos de estas mafias.

- No aportar sus datos personales, cuando sujetos que aparentan ser familiares o compañeros de oficina, los llaman por supuesto accidente o premio.

- Verificar a través de familiares, cercanos o cualquier persona, sin importar el medio utilizado, que los pueda ayudar para conocer el estado de salud de ese familiar o compañero de oficina.

- Comprar sólo cuando esté 100% seguro de la entrega a satisfacción del producto.

Te puede interesar